Los efectos del Calentamiento Global ya se manifiestan en el Golfo de México con el aumento del nivel del mar, el cual afectará a los sistemas humanos y naturales costeros, afirmó Julia Martínez Fernández, coordinadora del Programa Cambio Climático INE-Semarnat.

Durante el taller Programas Estatales de Adaptación al Cambio Climático, la Bióloga expuso que se han monitoreado cuatro sitios en el Golfo de México lo que demuestra tendencias de incremento marino que van de 1.9 mm/año en el de Veracruz, hasta mm/año en el de Cd. Madero, Tamaulipas.

Detalló que en el Pacífico, el sitio con la menor tendencia se registró en Salina Cruz Oaxaca con 1.1 mm/año, y el de mayor tendencia en el sitio Guaymas, Sonora, con 4.2 mm/año.

Signos notorios en la Península de Yucatán

Por su parte, Fernando Tudela Abad, subsecretario de Planeación Política Ambiental de la Semarnat, sostuvo que los riesgos del cambio climático son muy notorios en las costas de la Península de Yucatán.

Expuso que la elevación del mar se cifraba a 40 centímetros de aquí a la última década de este siglo, estadística que debe moverse a 60 centímetros, de acuerdo a la nueva información obtenida por el Programa del Cambio Climático.

De incrementarse ocho centímetros el nivel marino, habría inundaciones en las partes de las Penínsulas de Atasta y Punta Disciplina, así como la Isla del Carmen, dijo Julia Martínez.

Si el nivel del nivel del mar aumentara un metro, se verían afectados 4,321 kilómetros cuadrados de Campeche, 4,011 de Quintana Roo y 1,862 de Yucatán, sostuvo la funcionaria.

Se estima que para 2,100 el nivel del mar habrá incrementado 33 centímetros en las costas de Campeche lo que representaría que La Laguna de Términos se conformara como bahía y que la mayor parte del litoral quedara cubierto por el mar, lo que conlleva a la potencial desaparición de la Isla del Carmen.

Julia Martínez Fernández explicó que a partir de resultados científicos se ha concluido que la cantidad y calidad del recurso hídrico, bajo las condiciones actuales, es vulnerable y que esta vulnerabilidad será mayor ante condiciones de cabio climático, principalmente en el noroeste del país, el Río Bravo, seguido por las Cuencas Centrales del norte, bajas california y Valle de México.