La senadora Citlalli Hernández Mora, de Morena, sufrió esta noche una agresión en su oficina en el tercer piso del Senado de la República, al abrir un libro que recibió como regalo y en su interior contenía un artefacto explosivo.

De acuerdo con sus compañeros de bancada, la oficina de la legisladora se llenó de humo tras la detonación y ella tuvo afectaciones leves en cara y su ropa.

De inmediato, a través de los medios internos de comunicación de la fracción de Morena en el Senado, se conoció de la preocupación de los legisladores, y en especial del coordinador, Ricardo Monreal, quien habría incluso tenido contacto con el fiscal General de la República, Alejandro Gertz, Manero, para que atendiera y diera seguimiento al caso.

En la oficina de la senadora se esperaba la llegada de elementos de la propia Fiscalía para iniciar los peritajes correspondientes ante la detonación del artefacto explosivo que se encontraba dentro de un libro.

A través de su cuenta de Twitter, la senadora agradeció el apoyo recibido tras el incidente. "Me encuentro bien y fuerte. Condeno totalmente el acto violento e intimidatorio que sufrí en mi oficina, pero refrendó mi convicción de que la revolución de las conciencias y el cambio en este país se debe dar y se dará en forma pacífica. Agradezco su preocupación y cariño.