Un candidato a la alcaldía del municipio de Taretan, Michoacán, murió este jueves tras ser atacado a balazos, informó el gobierno estatal.

Con la muerte de Alejandro Chávez Zavala suman al menos 16 candidatos, la mayoría para puestos locales, que han sido asesinados en el marco de las elecciones generales del 1 de julio en México, además de que casi un centenar de dirigentes políticos también han sido ultimados en una ola de violencia inédita en unos comicios.

“Lamento profundamente el fallecimiento de Alejandro Chávez Zavala, candidato a la alcaldía de Taretan, mientras recibía atención médica tras sufrir una agresión”, escribió en Twitter Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

Según medios locales, Chávez, del Partido Acción Nacional (PAN), viajaba en una carretera de Michoacán con su esposa y colaboradores cuando habría sido interceptado y atacado a balazos por hombres fuertemente armados.

La policía de Michoacán, estado con presencia de cárteles de las drogas, lanzó un operativo en la zona para tratar de dar con los responsables del ataque.

Hace unos días, el titular de la SSP estatal, Juan Bernardo Corona, dio a conocer que un total de cinco candidatos cuentan con escoltas; sin embargo, al momento se desconoce si Alejandro Chávez era uno de ellos.

En tanto, con un llamado a garantizar la seguridad de los candidatos y militantes que participan en la jornada electoral, el dirigente estatal del PAN, José Manuel Hinojosa, condenó el atentado.

Por ello, demandó a las autoridades de los tres órdenes de gobierno y a las instituciones electorales reforzar la seguridad en el estado, ya que es imperativo hacer valer el Estado de Derecho para prevenir este tipo de situaciones, señaló.

A su vez, el presidente nacional del PAN, Damián Zepeda Vidales, condenó el crimen.

A través de su cuenta de Twitter @damianzepeda, el dirigente panista pidió a las autoridades esclarecer los hechos y castigar a los culpables.

“Nuestras condolencias a los seres queridos de Alejandro Chávez Zavala”, publicó en la red social tras el homicidio.

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza, también condenó el hecho.

El diputado exigió al gobierno estatal iniciar la investigación y sancionar a los responsables, además de que las autoridades electorales garanticen un proceso electoral pacífico y democrático.

“Condenamos cualquier acto de violencia, exijo a las autoridades dar con los responsables del asesinato a nuestro candidato de Taretan, no es posible que los mexicanos sigamos viviendo este nivel de violencia, Alejandro era un hombre ejemplar y entregó su vida por mejorar su municipio, lamento profundamente su muerte”, expresó.

Cortés Mendoza dijo que este ataque, en el que también resultó herida la esposa del candidato, luego de que un comando armado los atacó camino a comunidad de Tomendán, no debe de quedar impune.

Por ello, exigió a las autoridades hacer su trabajo y garantizar la seguridad de la ciudadanía en general, incluyendo a los candidatos y sus equipos.

El coordinador parlamentario manifestó su solidaridad con la familia de quien fuera edil con licencia (buscaba la reelección) y abanderado del Partido Acción Nacional, PRD y Movimiento Ciudadano y se pronunció para que el hecho no se vuelva a repetir en ningún lugar del país, luego de que este proceso electoral ha sido considerado el más violento.

México es golpeado por una ola de violencia que deja más de 200,000 muertes desde diciembre del 2006, cuando el gobierno federal lanzó un polémico operativo militar antidrogas.

Según cifras de la consultoría Etellekt, desde septiembre pasado, cuando inició el proceso electoral, han sido asesinados 113 políticos, de ellos 15 candidatos, sin incluir el caso de Chávez Zavala este jueves.

Los candidatos asesinados buscaban cargos locales, salvo el caso de Fernando Purón, del PRI y quien buscaba ser diputado federal por Coahuila. Fue ultimado el pasado viernes cuando salía de un debate.