¿Preocupación o negocio?

La sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente son retos importantes a los que las empresas le quieren entrar sin perder más el tiempo.

Es por ello que la alemana Mercedes-Benz México, que dirige Radek Jelinek, anunció que al concluir 2017 habrá introducido al país cinco modelos de vehículos híbridos y uno eléctrico. Y es que ante la expectativa que las tecnologías sustentables han despertado en el consumidor mexicano, la compañía determinó que este año llegarán al país la camioneta de clase GLE y la clase S, a los que se sumarán nuevos lanzamientos.

Cabe recordar que Mercedes-Benz no da a conocer proyecciones de ventas, sin embargo reconoció que actualmente en México el cliente es muy exigente y quiere ver más vehículos de buen rendimiento, por lo que se percibe un mercado creciente en el país.

De acuerdo con las cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), en 2016 se comercializaron en México 8,260 vehículos con tecnologías sustentables, de los cuales 7,989 fueron híbridos y 271 eléctricos. De ellos, la Ciudad de México participó con 46.6% de ventas de vehículos híbridos y eléctricos

El futuro nos alcanzó

De los más de 25,000 turistas provenientes de países como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Argentina y Colombia que visitaron México el año pasado, 65% compró su viaje a través de una plataforma en línea o aplicaciones móviles.

De acuerdo con la plataforma Travleport, que en México encabeza Luisa Fernanda Cabrera, la mayor parte de los visitantes fue influenciado por el uso de las redes sociales, así como por aplicaciones que les permitieron conocer el destino antes de visitarlo.

hoy en día un viaje se convierte en más de 20 diferentes experiencias: volar, explorar, conocer, acceder a nuevas culturas, costumbres y gastronomías, así como convivir, descansar y divertirse.

En ese sentido, hace más de 15 años, la forma de comprar un viaje dependía de una persona y se ofrecía a través de un folleto con fotografías que daban una breve visualización de lo que podía ser el destino.

Sin embargo, con la llegada de la tecnología, la venta de unos 100 millones de dispositivos móviles al año y más de 2,000 millones de usuarios en el mundo, la forma de adquirir, así como de realizar los viajes, se ha modificado en su totalidad.

Por ello, el usuario final ya no busca comprar un boleto de avión o una reservación, sino una experiencia completa donde tenga el control y la pueda compartir con sus amigos o conocidos.

Así, las agencias de viajes tienen que evolucionar su forma de integrarse con los usuarios finales a través de herramientas tecnológicas, lo cual ofrece una oportunidad para todos los involucrados.

Se frotan las manos ?por gasolinas

Pues la reforma energética ha permitido, entre otras cosas, la llegada de empresas gasolineras que ven en México (¡y cómo no!) un lugar para explotar ese sector.

Por ello, la cadena mexicana de gasolineras Fullgas, que encabeza sebasti´n Figueroa, aplazará la introducción de la marca Chevron-Texaco, que lidera John S. Watson, a México, debido a la incertidumbre del nuevo mercado, además de la falta de infraestructura de transporte y almacenamiento en el sureste del país.

La empresa dijo que este 2017 ha sido muy movido por el tema de los precios y los cambios diarios, además de que su zona es la última en terminar el proceso de manera completa de liberalización.

Resaltó que pondrá en marcha su plan hasta tener bien aterrizadas las ideas pendientes, ya que prefieren reorganizarse para que cuando se atrevan a lanzar otro proyecto comience sólido.

Especificó que prefieren ser un poco más prudentes antes que ser los primeros, pues no siempre llegar primero es mejor.

En octubre del año pasado, FullGas anunció que traería al país la marca Chevron-Texaco para el segundo semestre de 2017, con la transformación de sus estaciones de servicio que cumplan con los parámetros y la comercialización de combustible de tecnología más eficiente.

La joya de la corona

El turismo es la joya de la corona de México, país que tiene más riquezas que sin embargo su clase política no se cansa de explotar. Sin embargo, el turismo es a prueba de todo.

Un claro ejemplo es que el año pasado, el estado de Campeche registró un crecimiento de 10% en el número de turistas comparado con 2015.

La Secretaría de Turismo estatal, que comenda Jorge Manos, dio a conocer que en dicho periodo pasó de 285,556 visitantes a 316,654, con una derrama económica aproximada de 457 millones de pesos, lo que representa un aumento de 5% con respecto de 2015.

Y no es para menos, ya que en Campeche tiene la reserva natural más grande después del Amazonas y zonas arqueológicas.

La actividad turística genera alrededor de 31,000 empleos y contribuye con 9.03% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, lo que equivale a 13,748 millones de pesos, además de que la derrama económica por turista es de 1,500 pesos por día.

¡Bendito turismo mexicano!