El fantasma de la obsolescencia ronda al ISSSTE, advirtieron senadoras panistas ante el director de la institución, José Reyes Baeza Terrazas.

El fantasma de la obsolescencia ronda al ISSSTE, advirtieron senadoras panistas ante el director de la institución, José Reyes Baeza Terrazas. Al deterioro de la infraestructura hospitalaria, se suman las carencias en equipamiento tecnológico, recursos humanos especializados y, sobre todo, los pasivos que dificultan afrontar el pago de las pensiones y jubilaciones, en el mediano plazo.

Maki Esther Ortiz Domínguez, presidenta de la Comisión de Salud en el Senado, expuso la gravedad de la situación, con base en el Informe Financiero y Actuarial del ISSSTE , presentado hace cinco meses: 80% del equipo con el que se atiende al paciente se encuentra en proceso de obsolescencia tecnológica ; 61% se considera adecuado , pues sólo presenta fallas esporádicas , y otro 39% es funcional . Asimismo, dijo, existen instalaciones de más de 55 años de operación y los hospitales de alta especialidad tienen una antigüedad de 43.5 años, en promedio.

Baeza Terrazas, en comparecencia ante legisladores, reconoció que sería casi imposible que el ISSSTE pueda abatir su rezago únicamente con recursos públicos, por lo que se han planteado alternativas de asociaciones público-privadas, subrogaciones y la generación y aplicación de ahorros para la construcción y administración de hospitales de primer nivel. La institución -anunció- invertirá 1,680 millones de pesos en modernización, ampliación y construcción de infraestructura, de los 230,000 millones aprobados por la Cámara de Diputados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016.

Esa modernización ya está en marcha. La dirección de Administración del ISSSTE asignó un contrato por 2,294 millones de pesos a la firma Tecnoprogramación Humana Especializada en Sistemas Operativos (Theos), que dirigen Raúl Pinto y Enrique Martínez, para cubrir servicios administrados de cómputo personal desde el 30 de marzo del 2015 y hasta el 30 de julio del 2018.

El pasado 3 de marzo fue signado ese contrato, bajo la modalidad de adjudicación directa. Una revisión de las 250 asignaciones similares suscritas por el equipo que ahora encabeza José Reyes Baeza, revela que ése es el contrato con el monto más alto autorizado por la dependencia. La firma Operbes, filial de Televisa, recibió un contrato por 1,900 millones de pesos por servicios de telecomunicaciones privadas, para enlazar las instalaciones del ISSSTE en todo el país. El monto del resto de los contratos, en ningún caso, excede los 1,000 millones de pesos.

Theos resultó beneficiario de la adjudicación directa y como contraprestación deberá dotar al menos 33,000 computadoras e impresoras, de acuerdo con el contrato signado por el ex director de administración, Juan Nazario Ahuactzin Ponce, quien dejó el cargo hace tres meses a Minerva Castillo. En todo caso, se cuenta entre los proveedores favoritos en la dependencia que encabeza el ex gobernador chihuahuense, como lo comprueba el contrato LA-019GYN905-N3-2014, asignado por licitación abierta para la actualización de los servicios de cómputo en las áreas operativas del Fovissste, durante dos años, por un monto de 58.6 millones de pesos. Esa vez, Theos fue la única empresa que presentó propuesta económica.

Especializada en el arrendamiento de equipos de cómputo y licencias para software, a finales del sexenio foxista se ubicó entre los principales proveedores de pizarrones electrónicos para el fallido programa Enciclomedia. El paquete asignado esa vez al integrador de tecnología fue 1,500 millones menos que lo asignado por el ISSSTE.

Ambos contratos, por supuesto, no tienen parangón. Lo que sí es posible comparar es los servicios ofrecidos por Theos a Conagua en este mismo sexenio: por los equipos de cómputo recibidos en la dependencia que encabeza Roberto Ramírez hay una erogación de 490 pesos, con condiciones técnicas superiores, mientras que para el ISSSTE representan un costo de 700 pesos, aunque incluyen un dispositivo UPS, de respaldo de energía. Lo anterior se puede corroborar en el contrato de Theos con la Conagua, de marzo del 2014, quien mediante la licitación pública LA-016B00009-N9-2014 se adjudicó la proveeduría de poco más de 7,450 equipos.

Paradojas de la austeridad peñista. Reyes Baeza sostuvo ante los senadores -durante su comparecencia del pasado 18 de noviembre- que el esquema de compras consolidadas de medicamentos y equipos clínicos permitió economizar 959 millones de pesos al ISSSTE. En la actualización de sus sistemas de cómputo, esos ahorros simplemente se esfumaron.

Al asumir la dirección del organismo, el político chihuahuense prometió investigar las denuncias sobre una trama de corrupción en la que presuntamente habrían participado Ahuactzin y el anterior encargado de despacho, Luis Antonio Godina. De esas pesquisas, todavía nada se sabe.

En otros terrenos también observan con preocupación los sobrecostos en el área de tecnologías de la información del ISSSTE. En la coordinación de la Estrategia Digital Nacional, para más señas.

EFECTOS SECUNDARIOS

MUDANZAS. Cercano a Los Pinos, Rafael Pacchiano asumió la titularidad de la Semarnat hace tres meses y casi de inmediato estrenó oficinas en el penthouse del edificio inteligente que es la nueva sede esa dependencia federal. De milagro -se quejan empleados ambientales- no ha ocurrido un accidente fatal. Refieren eventos recientes: un elevador que siguió hasta el techo, sin parar; una docena de lesionados (leves) en las escaleras sin antiderrapantes y un ala del octavo piso, abierta al vacío, sin vidrios. ¡Órale!