Por su tamaño de mercado, el segmento de telecomunicaciones móviles en México determina en buena medida la dinámica de crecimiento del sector en su conjunto. Aproximadamente 6 de cada 10 pesos que se generan corresponden a la provisión de esta conectividad que hoy alcanza en términos de líneas operando a 95.6% del total de la población, es decir, que prácticamente todos en el país contamos con una línea celular. Con los 106.9 millones de smartphones en manos de los mexicanos, nuestros hábitos y adopción de la movilidad nos dan acceso a información, entretenimiento, juegos, música, audiovisuales, servicios de transportación, comida ordenada remotamente y, claro, comunicación de voz y datos.

Líneas

Al primer trimestre del 2019 (I Trim 19), se contabilizaron 120.7 millones de accesos a servicios móviles, 3.6% más que la base alcanzada un año atrás. Entre éstos, 81.8% o 98.7 millones corresponden a la modalidad de prepago y 22.0 millones (18.2% restante) a postpago.

Destacan los esfuerzos comerciales del agente económico preponderante (Telcel) por hacerse de una mayor proporción de clientes de alto valor bajo la modalidad de postpago; asimismo, las agresivas ofertas en la modalidad de prepago, principalmente por la exitosa expansión de Unefón en este subsegmento.

Ingresos: servicios y equipos

En el I Trim 19, el segmento generó ingresos por 66,217 millones de pesos, que representan 57.1% de los ingresos totales del sector de telecomunicaciones, 4.4% superior en su comparativo anual.

Del total de ingresos, 30.8% es atribuible a la venta de dispositivos móviles y 69.2% a servicios de voz y datos. El crecimiento anual del componente de equipos fue de 1.5%, mientras que el componente de servicios creció 5.7%, ello en contraste con lo observado en el 2018, cuando los ingresos por equipos incrementaron 25.8% y los de servicios 0.5 por ciento.

Consumo de servicios: voz y datos

Tan sólo en los últimos 5 años, el número de minutos de voz consumidos en promedio por un usuario casi se ha duplicado, con 411 minutos al mes por usuario al I Trim 19. Asimismo, el consumo de datos móviles registra un crecimiento exponencial, triplicándose en tan sólo los últimos 3 años, explicado por agresivas ofertas comerciales y mejor calidad de redes. Al I Trim 19, cada usuario móvil consumió en promedio 2,010 megabytes al mes, 83.6% más de lo realizado el mismo periodo del año anterior.

Reconcentración de mercado

El mercado de telecomunicaciones móviles logró desconcentrarse ligeramente como consecuencia de la entrada de un operador disruptivo al mercado, la agresividad tarifaria de los operadores competidores y la mejora (aunque escasa) de las condiciones competitivas en el mercado. En ingresos, son identificables dos periodos recientes: el comprendido entre el 2015 y el 2017, en el que el operador preponderante (Telcel) perdió participación de mercado, y el comprendido entre el 2018 y el 2019, en el que se registra una marcada reconcentración de mercado hasta obtener 70.9% del total del segmento. Con todo, el segmento móvil en México ha sido impactado a la baja en su ritmo de crecimiento como consecuencia de la incertidumbre regulatoria, la esquiva competencia efectiva y la pérdida de dinamismo macroeconómico.

Más preocupantes resultan los indicios de reconcentración de este ya de por sí concentrado mercado. Todo a pesar de las medidas de regulación asimétrica en el marco de la preponderancia y de los esfuerzos de los competidores en términos de inversión en infraestructura y competitividad tarifaria.

Los efectos de estas estrategias (regulatoria y de mercado) parecieran desvanecerse, indudablemente señales de la necesidad de definir nuevas medidas y fortalecer la eficaz aplicación de las ya establecidas, en favor de la nivelación del terreno competitivo para optimizar el bienestar del consumidor mexicano.

Ernesto Piedras

Director General de The Competitive Intelligence Unit

Inteligencia Competitiva