El gobierno inepto y corrupto de Enrique Peña sigue dando malas noticias. en la primera entrega de la fiscalización de la cuenta pública 2017 a la Cámara de Diputados, el auditor superior de la Federación, David Colmenares Páramo, dio a conocer un cúmulo de irregularidades administrativas.

En el periodo se realizaron 344 auditorías, de las cuales se desprenden 724 recomendaciones, 337 pliegos de observaciones, 620 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria, 33 de comprobaciones y 176 solicitudes de aclaración; habrá que ver cuántas de ellas se convierten en acciones contundentes que inhiban la corrupción.

Colmenares indicó que la tendencia a protagonizar la agenda mediática por parte del anterior auditor tuvo un impacto negativo en la figura de la institución, ya que se construyó la percepción de que, con la labor de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), no pasa nada.

Destaca en el informe la reestructuración de la institución, que pretende la consolidación de los avances logrados, así como enfocar los esfuerzos para lograr una mayor calidad en las auditorías y resultados en el sistema impositivo de sanciones. este objetivo se sustenta en una profesionalización del personal sobre una plataforma de total transparencia.

En el modelo propuesto por Juan Manuel Portal se generó la percepción de que el valor de la institución radica en el monto de lo observado, el número de acciones emitidas y la cantidad de auditorías practicadas, al respecto es de señalarse que el número de observaciones que terminaron en sanciones fue mínimo, derivado de la inconsistencia de las observaciones y el ineficiente trabajo del área jurídica en la sustanciación de los procesos.

Destaca la creación de las auditorías especiales de adquisiciones y obras públicas, que fiscalizarán las compras del gobierno y de seguimiento de informes e investigación. esta última es la figura que dará calidad y robustez a los hallazgos de las auditorías y evitará la corrupción interna, ya que serán instancias distintas las que realicen la observación y la solventen.

En dicha estrategia hacen falta acciones para consolidar las consecuencias administrativas y legales de los hallazgos de la labor de fiscalización, ya que el nuevo marco legal otorga a la ASF facultades en la sustanciación de algunas faltas administrativas.

El informe rendido por el auditor superior de la Federación contiene datos importantes que permiten conocer el papel de la estrategia para prevenir, sancionar y erradicar la corrupción; ojalá que las acciones expuestas sean suficientes para erradicar las prácticas corruptas. México lo necesita.

@ErosalesA

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.