Las estimaciones más recientes en el mercado mundial de trigo para la temporada 2010/11 publicadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) muestran que la producción mundial del cereal será de 676.5 millones de toneladas, cifra 0.9% inferior a la lograda en el 2009/10, ciclo en que la producción mundial alcanzó el segundo máximo nivel de cosecha del que se tenga registro.

Lo anterior se puede explicar por la reducción en la superficie sembrada en los principales países productores y exportadores, así como por la posible reducción de los rendimientos mundiales.

Esto como resultado de la perspectiva de precios internacionales más bajos que los observados en el año comercial previo.

En tanto, se espera que el consumo total mundial de trigo alcance los 675 millones de toneladas, es decir, 1.8% superior que en el 2009/10.

Así, el consumo humano directo representa 69.1% del consumo total y se prevé que ascienda a 466.7 millones de toneladas, cifra 1.1% superior que en la temporada inmediata anterior.

Mientras tanto, el consumo de trigo para forraje se estima que alcanzará 128.2 millones de toneladas, es decir, 4.9% superior que en el 2009/10.

En lo referente a los inventarios mundiales se prevé que éstos presenten una ligera contracción del orden de 1.0%, al situarse en 194.1 millones de toneladas al cierre de la temporada de cosecha en el 2011.

Cabe destacar que es la primera reducción después de que los inventarios se incrementaron por dos temporadas consecutivas. Así, tomando como base estas previsiones, la relación inventario a consumo para el año comercial 2010/11 se ubicaría en 29 por ciento.

Asimismo, durante el periodo de enero a mayo del 2010, el índice de precios internacionales de trigo se ubicó en 141 puntos, es decir, 13% inferior al observado en igual periodo del 2009.

Finalmente, las previsiones más recientes muestran que durante el año comercial 2010/11 los precios internacionales de trigo se encontrarán por debajo de los alcanzados durante la temporada 2009/10.

Es importante recordar que México es el segundo importador de trigo en América Latina, por lo que las previsiones en el mercado mundial de este commodity tienen repercusiones en el mercado interno de nuestro país.

*Lizbeth Uribe es especialista de la Dirección de Análisis Económico y Sectorial de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. [email protected]

Agronegocios