De acuerdo con un análisis de mercado de las telecomunicaciones publicado por Ernesto Piedras del CIU, el sector de las telecomunicaciones se ha mantenido con tasas positivas de crecimiento a pesar de los efectos negativos macro a nivel mundial. Para el año 2019, se espera que la venta de servicios de voz y datos, aunada a la venta de equipos móviles en México, generará ingresos por 495,700 millones de pesos, o 3.1% más que en el 2018.

El crecimiento de este segmento no sorprende, pues día a día experimentamos una creciente contratación de servicios de TV de paga, Internet y los diferentes empaquetamientos de servicios, así como el creciente consumo de (tráfico) servicios móviles, principalmente de datos. Lo anterior se acompaña del sostenido crecimiento en la venta de dispositivos inteligentes por los operadores del segmento móvil, principalmente hacia las gamas media y alta en dos terceras partes del total de los 106 millones que operan ya en el país.

Desde luego, el segmento que más creció en el 2019 fue el segmento móvil, seguido del segmento de la televisión restringida y los empaquetamientos. Este segundo segmento nos interesa, pues de alguna forma es la maquinaria que da vida a la industria del entretenimiento. Según Piedras, se espera que el crecimiento del 2019 cierre cerca de 10 por ciento.

Asimismo, este segmento también destaca pues se espera que ofrecerá mejores condiciones en la provisión de servicios,  tales como  mejoría en precio, velocidad de descarga, mayor número de canales de TV y/o inclusión de plataformas de video bajo demanda por Internet.

El director del CIU anticipa que, en el 2020, la razón de incremento anual del sector telecomunicaciones, ascienda a 4.0 por ciento. Esto liderado por el crecimiento principalmente en TV restringida.

Para el 2020, el FMI proyecta que el crecimiento económico nacional ascienda a 1.3%, impulsado por una recuperación moderada de la demanda interna derivada de la disipación de la incertidumbre. Por lo cual, el crecimiento en el sector telcos sigue siendo atractivo y favorecedor.

Es de esperar que con dichas tasas de crecimiento, los usuarios experimentemos esfuerzos por incrementar la cobertura, el despliegue de redes de nueva generación, que idealmente deberían acompañarse de la profundización en la demanda y consumo de servicios. Adicionalmente, se requiere de la generación de condiciones de competencia efectiva, para avanzar en generar incentivos a la capitalización y el despliegue de infraestructura.

Finalmente, lo que esperamos es que todo esto motive una mayor generación de contenido de alta calidad por productores locales y extranjeros para las audiencias.

[email protected]

Antonio Aja

Columnista

Showbiz