El presidente ejecutivo de Roche, Severin Schwan, espera que la demanda de exámenes de Covid-19 siga aumentando, lo que llevó a la farmacéutica y productora de pruebas de diagnóstico a elevar su pronóstico de ventas y ganancias para 2021, a pesar de la presión sobre su negocio de medicamentos.

Roche, que reportó sus resultados del año 2020 el jueves, proyectó un crecimiento de ventas para el año actual en el rango bajo a medio de un dígito a tasas de cambio constantes, con un aumento similar de las ganancias por acción de su negocio principal.

El negocio farmacéutico de la compañía con sede en Basilea representa tres cuartos de las ventas totales, pero durante la pandemia ha sido relegado a un segundo plano por la unidad de diagnósticos, que registró un crecimiento de ventas de dos dígitos gracias a sus 15 pruebas para Covid-19 debido a que los países buscan rastrear las infecciones.

Las ventas farmacéuticas del cuarto trimestre cayeron un 7% a 10,200 millones de francos suizos (11,300 millones de dólares), un fuerte contraste con los ingresos de diagnósticos que crecieron un 28% a 4,100 millones de francos.

"He estado predicando durante años, si no décadas, lo importante que es el diagnóstico y lo infravalorado que está", dijo Schwan a periodistas en una llamada.

"Desafortunadamente, los países de todo el mundo invirtieron insuficientemente en esta área y probablemente necesitaron algo como Covid-19 para reconocer la importancia de los diagnósticos".

Otras compañías de diagnóstico se beneficiaron de manera similar de la pandemia y Abbott Laboratories Inc publicó la semana pasada proyecciones que superaron las estimaciones.

Para 2020, la utilidad neta de Roche aumentó a 15,100 millones de francos, desde 14,100 millones en 2019.

Las ventas fueron de 58,300 millones de francos, un 5% menos que los 61,500 millones de hace un año cuando el franco suizo se fortaleció frente a otras monedas como el dólar estadounidense.

A tipos de cambio constantes, las ventas aumentaron un 1 por ciento.

Las acciones de Roche caían un 0.5%, ya que los analistas de Zuercher Kantonalbank dijeron que los resultados no cumplieron con sus expectativas.