Los precios del petróleo bajaron este martes 30 de junio por inquietudes de los inversionistas ante la crisis del coronavirus y la perspectiva de que la producción libia vuelva a un mercado con oferta abundante.

Así el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto, en su último día de cotización, terminó en 41.15 dólares en Londres, en baja de 1.3% sobre el cierre del lunes.

En Nueva York el barril de West Texas Intermediate (WTI) para igual entrega perdió 1.1% a 39.27 dólares.

Los precios bajan por "preocupaciones crecientes sobre el control actual de la epidemia de Covid-19 y una posible segunda ola" de contagios, estimó Tamas Varga, analista de PVM.

La pandemia "está lejos de haber terminado" luego de medio millón de muertos y 10 millones de casos en todo el mundo, e incluso "se acelera", advirtió el lunes 29 de junio la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los inversionistas también están atentos a la situación en Libia, que vio su producción petrolera bajar a inicios de 2020 a causa del bloqueo de sus más importantes campos y terminales petroleros por grupos aliados al mariscal Khalifa Haftar, el hombre fuerte del este del país.

Pero sus adversarios del Gobierno de Unidad Nacional (GNA), reconocido por la ONU, obtuvieron recientemente importantes victorias.

La producción libia pasó este 2020 en algunas semanas de más de un millón de barriles por día -la media del 2019- a menos de 100,000 barriles, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo OPEP.

Si vuelve al mercado, ese volumen podría afectar el frágil equilibrio entre oferta y demanda que el cartel y sus aliados han buscado obtener mediante recortes de producción.

kg