Los precios del petróleo cayeron levemente este viernes, debido a una mayor oferta de grandes productores y en medio de las preocupaciones ante un panorama mixto por el impacto de la pandemia de Covid-19 en la demanda de combustible.

Los contratos de futuros de la mezcla Brent, del Mar del Norte, para junio perdieron 25 centavos o 0.40%, a 62.95 dólares el barril. Los contratos del estadounidense WTI con vencimiento en mayo cedieron 28 centavos o 0.47%, a 59.32 dólares.

Los contratos cerraron la semana con caídas acumuladas de 2% y 3%, pero el Brent se distanció de un sótano de 60.47 dólares que tocó hace dos semanas.

 

La decisión que tomó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, de aumentar los suministros en 2 millones de barriles al día entre mayo y junio presionó a los precios del petróleo.

"Las perspectivas favorables de demanda de crudo están siendo contrarrestadas por el aumento previsto de la producción de la OPEP+", explicó Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates en Galena, en Illinois.