Los precios del petróleo subieron 1%, porque combates en Libia y menores envíos de Venezuela e Irán generaron preocupaciones sobre una disminución de la oferta global, pero la incertidumbre en torno a los recortes de producción liderados por la OPEP limitó las ganancias.

Los futuros del referencial Brent subieron 54 centavos, o 0.76%, a 71.72 dólares el barril. En tanto, los futuros del petróleo WTI de Estados Unidos subieron 0.65 centavos, o 1.03%, a 64.05 dólares por barril.

Contrariamente, la mezcla mexicana de exportación cayó 16 centavos o 0.25% a 62.82 dólares el barril.

En Libia, combates entre el Ejército Nacional Libio de Khalifa Haftar y el gobierno reconocido internacionalmente planteó la posibilidad de menores envíos desde el país miembro de la OPEP.

Las sanciones de Estados Unidos sobre Irán y Venezuela, ya han llevado a una reducción de envíos. Las exportaciones de crudo de Teherán han caído en abril a su menor nivel diario de este año, mostraron datos de tanqueros y refirieron fuentes de la industria.

No obstante, las preocupaciones sobre la voluntad de Rusia de apegarse a los recortes liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y las expectativas de un aumento de inventarios en Estados Unidos limitaron las alzas.

Los precios del crudo ganan este año más de 30%, ayudados por el acuerdo entre la OPEP y otros productores, incluida Rusia. El grupo ha recortado su bombeo desde el 1 de enero y decidirá en junio su extenderá el acuerdo.

Gazprom Neft, la unidad petrolera del gigante gasífero ruso Gazprom, espera que el acuerdo termine en la primera mitad del año.

Los precios también se vieron arrastrados por las expectativas de que los inventarios en EU hayan subido en 1.7 millones de barriles la semana pasada, su cuarto incremento semanal consecutivo.

En EU la gasolina subió 0.99% y se vendió en promedio en 2.0317 dólares el galón.