La fortaleza del dólar estadounidense frente a las demás divisas llegó para quedarse, al menos por algún tiempo.

De hecho, analistas esperan que en el mediano plazo la divisa estadounidense pueda apreciarse entre 5 y 6% debido a la divergencia de políticas monetarias y el ritmo de crecimiento de Estados Unidos.

En un estudio realizado por Accival Casa de Bolsa, se destaca que la moneda mexicana será una de las divisas menos afectadas por la percepción de un mayor fortalecimiento del dólar, ya que en los siguientes meses se espera a lo mucho una depreciación de 2.8%, por lo que alcanzaría un precio de 17 pesos por billete verde.

Las monedas con las mayores depreciaciones frente al dólar serían el euro, con una devaluación máxima de 6.1% para mostrar un valor de 1 dólar por euro, mientras el real brasileño sería otras de las divisas afectadas, con el pronóstico de una pérdida de 13.4% para llegar a un precio de 4.20 dólares por real.

Accival anticipó que el ciclo de apreciación del dólar no ha finalizado, pues existen factores que podrían favorecer a la divisa estadounidense como la expectativa de una política monetaria más laxa tanto en Europa como en Japón.

El estudio agregó que los impulsores del dólar también estarían explicados por el posible comienzo de la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) y su característica de reserva de valor/seguridad ante una ?desaceleración del crecimiento global.

Accival destacó que mientras el Banco de Japón siga expandiendo su base monetaria, el yen continuará depreciándose frente al dólar.

Indicó que la única manera de que el yen dejara de depreciarse es la aversión al riesgo mundial aumente, y que la Fed no aumentara tasas, a la vez que los bancos centrales de Japón y Europa no aplicarán medidas adicionales de relajamiento monetario.

ricardo.jimenez@eleconomista.mx