Las ganancias y las ventas trimestrales de Merck incumplieron levemente las expectativas en medio de una fuerte competencia de los medicamentos genéricos más baratos.

Sin embargo, la farmacéutica anunció un acuerdo potencialmente lucrativo con firmas rivales para desarrollar un fármaco en contra del cáncer.

Merck informó ayer que planea probar su fármaco para el tratamiento del cáncer MK-3475 en combinación con medicamentos desarrollados por Pfizer, Amgen e Incyte.

Las acciones de la firma subieron 0.2%, a 53.60 dólares, después de cerrar en 53.51 dólares el martes en la Bolsa de Nueva York.

El analista de ISI Group, Mark Schoenebaum, dijo que las acciones de Merck subieron ante la noticia de los nuevos estudios del MK-3475, ya que los analistas del sector creen que el medicamento, de ser aprobado, podría generar miles de millones de dólares en ventas anuales y mejorar el tratamiento del melanoma y otros cánceres.

El segundo mayor fabricante de medicamentos de Estados Unidos ganó 781 millones de dólares, en el cuarto trimestre del año pasado, lo que se compara con utilidades por 908 millones de dólares, en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos de la firma, en tanto, cayeron 4%, a 11,320 millones de dólares, cifra menor a los 11,360 millones de dólares esperados por Wall Street.