Italia emitió este jueves bonos por cerca de 4,900 millones de euros a mediano y largo plazo, con tasas de interés en fuerte alza en la principal emisión a 3 años, lo que pone en evidencia la reanudación de las tensiones en la Eurozona, anunció el Banco de Italia.

El Tesoro italiano, que esperaba captar entre 3,000 y 5,000 millones de euros, alcanzó prácticamente su objetivo gracias a una demanda total que sumó 8,500 millones.

Italia captó 2,880 millones de euros con bonos a tres años a una tasa de 3.89%, en fuerte alza respecto al 2.76% de la última emisión similar el pasado 14 de marzo.

El Tesoro captó además 395 millones de euros con vencimiento en noviembre de 2015, a 3.92%; 687 millones con vencimiento en 2020 a 5.04% y 918 millones a 5.5% con vencimiento en 2023. Las tasas de estas emisiones no son comparables con las de emisiones anteriores.

"Optamos por no responder a toda la demanda, porque no tenemos urgencia en captar fondos con tasas que consideramos que no son correctas", dijo a la prensa Vittorio Grilli, viceministro de Economía, tras la emisión.

"El mercado es aún frágil", dijo la estratega de obligaciones Chiara Manenti, del banco Intesa Sanpaolo, añadiendo que la presión sobre la deuda española "ha golpeado Italia por un efecto contagio".

Jean-Franóois Robin, del banco francés Natixis, dijo que los resultados de la emisión no eran "nada dramático".

"Las tasas fueron altas, pero en línea con el mercado, y la demanda está ahí más o menos. No podemos decir que están teniendo problemas para financiarse", apuntó.

El miércoles, el Tesoro italiano tuvo que pagar más intereses para colocar bonos a corto plazo por 11.000 millones de euros.

Italia prevé este año captar unos 450.000 millones de euros en los mercados de deuda.

RDS