Aunque por unos momentos, la criptomoneda más famosa del mundo, el bitcoin, tocó los 10,000 dólares el jueves, por vez primera desde febrero, luego se desinfló y cotiza en 8,513.29 dólares.

Dos son las principales razones de la baja de más de 9% del precio de la moneda. Por un lado una fuerte área de resistencia de varios años por encima de 10,000 dólares y la volatilidad extrema previa al halving.

Este evento se produce cada cuatro años, y suele coincidir con subidas significativas en la cotización del bitcoin por las expectativas de un freno en la emisión de nuevos bloques de la criptomoneda.

Con el fin de regular el número de bitcoins en circulación (hasta el máximo fijado de 21 millones de bitcoins desde los 18 millones actuales), quedó establecido que de manera progresiva se fuera reduciendo la recompensa que reciben los mineros que emiten criptodivisas mediante bloques a partir de la tecnología blockchain.

Después de los halving de 2012 y 2016, cada bloque emitido de la criptodivisa se recompensa con 12.5 bitcoins. La inminencia del próximo halving, reducirá la recompensa a la mitad, hasta los 6.25 bitcoins.

Los halving de 2012 y 2016 ya estuvieron precedidos de subidas destacadas en la cotización del bitcoin. La situación se repite ahora.

La conquista de los 10,000 dólares significa casi 76% la revalorización que acumula el bitcoin en menos de dos meses, desde los mínimos del 12 de marzo.

[email protected]