El conglomerado mexicano Alfa confirmó que analiza llevar a cabo una oferta pública inicial (OPI) de su subsidiaria Sigma Alimentos, productora de carnes frías y lácteos.

En atención a su estrategia de buscar alternativas de financiamiento y buscando generar un mayor valor a sus accionistas, la compañía se encuentra explorando y analizando diversas alternativas de mercado, entre ellas una OPI de su subsidiaria Sigma Alimentos , informó el conglomerado en un comunicado enviado a la Bolsa mexicana de Valores (BMV).

Sigma podría captar alrededor de 1,000 a 1,200 millones de dólares en caso de realizarse los planes para listar sus acciones en septiembre próximo, dio a conocer GBMhomebroker en un análisis.

La oferta del productor y comercializador de alimentos bajo las marcas Fud, San Rafael, Yoplait, entre otros, significaría su regreso a la BMV, luego de haber suspendido su cotización en el 2000.

La empresa inició operaciones en 1994 con la clave SIGMAB. En su última cotización, el 25 de julio del 2000, sus acciones se finalizaron a un precio de 20.15 pesos cada uno, de acuerdo con datos de Economática.

El nivel máximo histórico fue de 27.11 pesos por unidad alcanzado el 8 de mayo de 1998 y un mínimo de 4.39 peso registrado el 16 de marzo de 1995.

Para el analista de Intercam Casa de Bolsa, Alik García, aunque este no ha sido un gran año para Sigma, la fortaleza del peso durante este año le ayudará a aminorar el aumento en costos de materias primas dolarizadas.

Se espera que los márgenes y los ingresos de la compañía mejoren en esta segunda parte del año, esto por la operación de la nueva planta Campofrío en España y por la estacionalidad del negocio en Europa.

La empresa que opera en México, Estados Unidos, Latinoamérica y en Europa contribuyó con aproximadamente 28% del flujo operativo de Alfa en el 2016 y se prevé que para este 2017, el porcentaje crezca a 31%, estimó Alik García.

judith.santiago@eleconomista.mx