En un reproche extraordinario para el probable candidato presidencial republicano, Donald Trump, el presidente del congreso de Estados Unidos, Paul Ryan -el funcionario con más alto rango del Partido Republicano- declaró que no podía apoyar a Trump hasta que cambie su tono y demuestre que comparte los valores del partido.

Si bien, Ryan reconoce que Trump ha impulsado a un poderoso movimiento popular y se ha ganado la nominación, dijo que no ha demostrado ser alguien que lleva sus estandartes. Ryan intentó ofrecerle al magnate recalibrar su campaña y ofrecer una visión más inclusiva.

Cuando Jake Tapper le preguntó, en una entrevista en CNN, si demostraría su apoyo a Trump, Ryan respondió: Simplemente no estoy listo por ahora para hacer eso. No estoy ahí en este momento , dijo el legislador de Wisconsin. Espero hacerlo y quiero hacerlo. Pero pienso que lo que se requiere es que unifiquemos a este partido. Y creo que la mayor parte de la carga en la unificación del partido tendrá que venir de nuestro posible candidato .

Éste es el partido de Lincoln, de Reagan, de Jack Kemp. Y no siempre nombramos a un Lincoln o a un Reagan cada cuatro años, pero esperamos que nuestro candidato aspire a ser Lincoln o Reagan , dijo Ryan, añadiendo que espera que el candidato avance en los principios de nuestro partido y apele a una amplia mayoría de los estadounidenses .

Los comentarios de Ryan, que fueron una sorpresa para algunos aliados cercanos, profundizan la brecha de un partido fuertemente dividido por Trump.

Después de que Trump prácticamente asegurara la nominación, inmediatamente surgieron sus detractores.

Los dos presidentes republicanos aún vivos George H. W. Bush y George W. Bush- han dicho que no apoyarían a Trump, al igual que los dos últimos nominados del partido Mitt Romney y John McCain- dijeron que no planean asistir a la convención de nominación de Trump, este verano, en Cleveland.

Sin embargo, Trump se mostró desafiante al responderle a Ryan, ofreciendo una firme defensa de su candidatura y afirmando que tiene el mandato de los votantes republicanos. En una desviación notable de su manejo de disputas anteriores, Trump no insultó a Ryan personalmente.

No estoy dispuesto a apoyar la agenda de Ryan , dijo Trump en un comunicado. Quizás en el futuro podemos trabajar juntos y llegar a un acuerdo sobre lo que es mejor para el pueblo estadounidense. Han sido tratados tan mal durante tanto tiempo que ya es hora de que los políticos los pongan en primer lugar .

Las declaraciones de Ryan rompen su anterior promesa sobre que apoyaría al que se convirtiera en el candidato de su partido. También lo pone en desacuerdo con la mayoría del Senado, Mitch McConnell, quien se ofreció a apoyar a Trump el miércoles y el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, un amigo de Ryan que ha instado a los republicanos a unirse detrás de Trump.

Por otro lado, otros republicanos se están volcando con rapidez hacia Trump. El exgobernador de Texas, Rick Perry, dijo a CNN que ahora lo apoya y que está abierto a ser su compañero de fórmula. El gobernador de Nebraska, Pete Ricketts, cuya familia ayudó a financiar un movimiento antiTrump, planea refrendar a Trump en una reunión en Omaha.

Conmemora el 5 de Mayo

El mensaje que Donald Trump publicó el jueves en redes sociales para conmemorar el 5 de Mayo se hizo viral de inmediato y generó críticas entre algunos grupos de latinos que lo encontraron ofensivo y condescendiente.

Trump publicó en Twitter y Facebook una fotografía suya comiendo un taco bowl, con la leyenda: ¡Feliz Cinco de Mayo! Los mejores taco bowls se hacen en el Trump Tower Grill. ¡Amo a los hispanos! .

El Latino Victory Fund, un grupo político de izquierda, difundió un comunicado en el que decía que Trump está apostando a su retórica racista, antiinmigrante, antilatina y antimexicana . En tanto, el expresidente de México, Vicente Fox, quien ha tenido confrontaciones con Trump respecto de su propuesta de levantar un muro fronterizo, bromeó con Fox News al decir que vio que Trump ahora está comiendo enchiladas y comida mexicana. Espero que no se indigeste .

El 5 de mayo conmemora originalmente el triunfo del Ejército mexicano sobre las fuerzas francesas, en la Batalla de Puebla, el 5 de mayo de 1862. En los Estados Unidos se ha transformado en una celebración de la cultura y comida mexicanas.

El taco bowl una creación estadounidense no está a la venta en el Trump Grill.