Rodolfo Rodríguez, un anciano mexicano residente en Estados Unidos, aún sigue guardando reposo y recuperándose de los severos golpes que recibió en la cara el pasado 4 de julio cuando, mientras caminaba, se cruzó en la acera con una mujer y su hija y ella lo atacó inesperadamente con un ladrillo gritándole.

Su historia escaló a nivel nacional por un video que fue publicado en Facebook, a través del cual su familia se enteró de su paradero.

Las autoridades del condado de Los Ángeles han confirmado que una mujer afroamericana identificada como Laquisha Jones, de 30 años, ha sido detenida bajo el cargo de agresión con arma letal y se le impuso una fianza de 200,000 dólares.

Misbel Rojas, testigo de la situación, narró a The Washington Post que el anciano Rodríguez estaba siendo atacado en la esquina de Willowbrook, California, con un ladrillo. Rojas, quien estaba detenido en su auto, observó los hechos. Según declaró el testigo, alrededor de las 7 de la tarde, Rodríguez tropezó con una joven mientras caminaba por la calle. “Una mujer negra empujó al anciano al suelo y lo golpeó repetidamente en la cara con un ladrillo mientras gritaba: ‘Regrese a su país’. Traté de ayudarlo, pero la mujer dijo: ‘Si vienes, golpearé tu auto con el mismo ladrillo’”, relató Rojas. Inmediatamente fotografió a la madre y llamó al 911.

Al ataque luego se sumó un grupo de jóvenes después de que la atacante acusara al anciano de querer intentar robar a su hija, por lo que el hombre de Michoacán terminó recibiendo sendos golpes y patadas en el suelo.

“¿Por qué? ¿Por qué me pegas?”, gritaba en llanto Rodríguez. Una vez que los jóvenes se fueron, Rojas bajó de su auto y esperó a la ambulancia junto al herido.

Su nieto se enteró de lo sucedido dos horas después de haberlo estado buscando. “Estaba en shock, ¿qué tipo de daño puede significar para alguien? Tiene 91 años”, dijo su nieto. Finalmente, Rodríguez fue dado de alta del hospital.