Asadabad.- Un líder talibán pakistaní habría muerto en un enfrentamiento con tropas afganas cerca de la frontera, dijo el jueves un alto oficial de la policía de Afganistán, en lo que sería una importante victoria para las fuerzas de seguridad en el valle del Swat.

Maulvi Fazlullah, quien encabeza una facción talibana en el valle paquistaní del Swat, fue reportado muerto junto con seis de sus camaradas en el distrito Barg Matal de la provincia de Nuristán, en la frontera de Afganistán con Pakistán, dijo Mohammad Zaman Mamozai, jefe de la fuerza de frontera afgana para la región este del país.

"Maulvi Fazlullah murió en un enfrentamiento directo con la policía fronteriza afgana (...) anoche", informó Mamozai sin dar detalles.

Los talibanes afganos confirmaron los combates, pero insistieron en que no participó ningún miliciano extranjero.

La información sobre la muerte de Fazlullah llega después de noticias sobre varios días de combates entre las tropas afganas y los integristas en Barg Matal.

Maulvi Faqir Mohammad, quien encabeza una facción talibana paquistaní en la región tribal de Bajaur, negó las noticias publicadas acerca de que Fazlullah estuviera dirigiendo un asalto en Afganistán.

"Podría estar en Nuristán porque los talibanes se han estado moviendo a lo largo de la frontera (entre Pakistán y Afganistán)", dijo a Reuters por teléfono antes de que se conocieran las noticias sobre la muerte de Fazlullah.

"Puede que viva en Nuristán, pero no está implicado en combates ahí", agregó.

En una entrevista con la BBC en noviembre del año pasado, Fazlullah dijo que había escapado a Afganistán después de una ofensiva militar paquistaní contra los talibanes en su bastión del valle del Swat en abril del año pasado.

La fuerza armada pakistaní mantiene una presencia de unos 30,000 soldados en el valle del Swat y en áreas circundantes, pero hay señales de que los talibanes en el lugar están intentando un regreso.

El jueves también se conoció que bombardeos de aviones paquistaníes sobre escondites integristas en la región de Orakzai causaron la muerte de 15 combatientes, con lo que el total de bajas extremistas en las últimas 24 horas llegó a 40.

El Gobierno paquistaní ha intensificado en las últimas semanas los ataques sobre las regiones de Orakzai y el Jyber, en la frontera afgana, tras despejar en su mayor parte los bastiones talibanes de otras áreas.

apr