Miami. El régimen de Nicolás Maduro le dió al personal cubano que se encuentra en Venezuela acceso a las bases de datos de los ministerios y de las entidades públicas del país, compartiendo con el régimen de La Habana información sensible  que van desde datos privados de los venezolanos hasta secretos de Estado, advirtió el ex Director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Manuel Cristopher Figuera.

En entrevista con el diario el Nuevo Herlad, Cristopher Figuera, dijo que información de las bases de datos es recogida a diario desde las entidades públicas, trasladadas frecuentemente en CDs o en pendrives, e incorporadas posteriormente en bases de datos controladas por el personal cubano.

“Cuba está adquiriendo información sobre Venezuela que deja al país en una situación de vulnerabilidad extrema”, advirtió Cristopher Figuera, quien fue jefe de inteligencia de Maduro hasta finales de abril del año pasado, cuando decidió separarse del régimen de Caracas.

“Están adquiriendo información detalladas sobre los ciudadanos y sobre las instituciones (que en una era post-Maduro) podría ser usada para generar situaciones que harían difícil la gobernanza”, agregó.

Cristopher Figuera dijo que ha obtenido múltiples informes internos confirmando que este proceso está tomando lugar, pero señaló que el proceso fue de cierta manera develado por el propio Maduro, cuando admitió que el embajador cubano casi forma parte de su gabinete.

Pompeo pide liberación de cubano

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, destacó la situación del opositor cubano José Daniel Ferrer ante la publicación del informe anual de derechos humanos del Departamento de Estado que denuncia especialmente abusos en China, Irán, Venezuela y Cuba.

“El nombre de José Daniel Ferrer aparece 17 veces en este informe. Él es uno de los miles de prisioneros políticos que -a lo largo de los años- han sido arrastrados, encadenados y golpeados”, dijo Pompeo en la presentación del informe.

Ferrer -que está siendo juzgado en Santiago de Cuba juntos a otros tres opositores acusados de golpear y secuestrar a una persona- enfrenta una petición fiscal preliminar de 9 años de cárcel.

“Mañana (hoy) va a ser sentenciado por un tribunal cubano”, dijo Pompeo, jefe de la diplomacia que está endureciendo la política de EU hacia la isla.