Phoenix .- La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, expuso que la ley que criminaliza a indocumentados en su estado no es una solución completa contra el fenómeno, pero dijo que confía en que sirva para que Washington deje de hablar y empiece a actuar.

Juzgó además equivocado, contraproducente y sólo más política el boicot económico contra su entidad por la aprobación de la ley SB 1070.

En un artículo, escrito para ESPN.com, Brewer mostró su preocupación por los efectos del boicot y pidió a los lectores comprensión del porque se decretó la ley que criminaliza la inmigración indocumentada.

En Arizona, los defensores y los opositores de la ley SB 1070 han declarado que los boicots económicos son una respuesta inapropiada y sólo dañan a gente inocente

Los boicots son sólo más política y manipulación de intereses fuera del estado, agregó

Brewer dijo que como entidad fronteriza Arizona ya ha pagado un alto precio por el fracaso del gobierno federal, en cientos de millones, si no miles de millones de dólares en costos no reembolsados, y sus ciudadanos no deben ser más castigados .

La gobernadora pidió a los seguidores de ESPN asegurarse de entender bien la ley SB 1070 para comprender, por qué Arizona tuvo que promulgarla.

Aseguró que aunque reconozco que la enmendada ley SB 1070 no es una solución completa a nuestro problema de inmigración en Arizona, la mayoría de la gente está unida en la esperanza de que inspirará a los políticos en Washington a dejar de hablar y comiencen a actuar .

apr/ Con información de Radio Fórmula