A menos de cinco meses para los Juegos Olímpicos de Tokio, el estado de urgencia se levantará el domingo en seis departamentos de Japón debido a que el ritmo de contagios del Covid-19 se ha ralentizado, anunció este viernes el primer ministro Yoshihide Suga.

La medida seguirá en vigor al menos hasta el 7 de marzo en otros cuatro departamentos, entre ellos el gran Tokio, donde los Juegos Olímpicos , aplazados en 2020, comenzarán el 23 de julio.

Según Suga, el estado de urgencia, declarado a principios de enero en parte del país, ha permitido reducir el número de nuevas infecciones.

Visto esto y por las condiciones en diversas regiones, he decidido levantar el estado de urgencia el 28 de febrero en seis departamentos", señaló Suga.

"En el gran Tokio el número de contagios está bajando, pero el sistema médico sigue teniendo dificultades", añadió el primer ministro, que desea "poner el acento" en la reducción de horas de apertura de los restaurantes para poder levantar el estado de urgencia en su integralidad el 7 de marzo.

El estado de urgencia, decretado en pleno aumento de los números de casos de Covid-19 en Japón, es menos estricto que las medidas de confinamiento en otras partes del planeta, y establece que los bares y restaurantes cierran a las 20:00 horas.

A pesar del aumento de casos entre diciembre y enero, Japón ha gestionado con éxito la pandemia, con menos de 7,800 muertos desde enero de 2020.

El país asiático comenzó su programa de vacunación la semana pasada y hasta ahora ha administrado las primeras dosis a unos 22,000 empleados del sector médico.

La situación sanitaria de Japón es seguida de cerca por la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímicos, que han anunciado medidas muy estrictas durante los eventos, aunque sin exigir a los participantes la vacunación o la cuarentena a su llegada.