La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, anunció hoy algunas modificaciones a la polémica ley antiinmigrante del estado, que cambiarían el sentido del arresto de los latinos quienes no serían ya detenidos por su aspecto físico.

Brewer explicó este viernes varios aspectos de la controvertida ley intentando atenuar la ola de críticas que suscitó la promulgación de esa legislación y afirmó que ésta sólo tiene que ver con el resguardo de la frontera.

En entrevista con el canal de televisión 3, independiente en Phoenix, aclaró que luego de varias demandas interpuestas y otras más en proceso, espera firmar cambios en varios puntos del texto de la ley, debido a la cual existe la amenaza de un boicot contra Arizona.

La gobernadora manifestó sin embargo su esperanza en que no se lleve a cabo un boicot 'porque estarían afectando a los residentes latinos legales en el estado, a quienes amamos, apreciamos y disfrutamos en Arizona'.

Las modificaciones a las que hizo referencia Brewer se refieren al sentido de los arrestos 'que no pueden ser por color, origen o aspecto físico, es contra la ley', apuntó.

En un párrafo donde dice originalmente que la policía 'no detendrá únicamente por el aspecto, color, origen...', se suprimió la palabra 'únicamente', así que ahora dice que 'no detendrá a los migrantes por su aspecto, su origen o características culturales'.

En otro en el que se lee que la policía arrestará 'al contacto' a indocumentados o personas sin documentos; el cambio es que los agentes sólo indagarán la condición migratoria de las personas luego de que sean detenidas y arrestadas.

La gobernadora dijo que había consultado con todas las autoridades policiales y judiciales en Arizona antes de firmar la ley, pero el procurador general del estado, Terry Goodard, calificó a la ley como 'trágicamente encaminada'.

Brewer dijo que detener a las personas por su aspecto 'es contra la ley', por lo que eliminó el término 'solamente' de la ley antiinmigrante en el párrafo que decía que la policía 'no detendrá solamente por el color, origen o aspecto' de las personas.

Señaló que todo con respecto a la ley antiinmigrante 'tiene que ver con asegurar la frontera', aunque reconoció que el texto de la misma no menciona en ninguna parte la seguridad fronteriza.

La gobernadora señaló que espera 'una orden ejecutiva (del presidente Barack Obama) para reforzar la frontera, contratar a más personal y tener mayor vigilancia aérea " en la zona limítrofe.

Brewer manifestó su esperanza en que no se lleve a cabo un boicot contra Arizona 'porque estarán afectando a los residentes legales en el estado. ¿Por qué tendrían que afectarlos?" . Respecto a ellos dijo: 'los amamos, nos agradan, los disfrutamos".

/doch