Canadá y Estados Unidos elogiaron el acuerdo comercial que firmaron el pasado noviembre junto con México y enfatizaron que es el tipo de mecanismo que otras democracias están reclamando para sí.

La aseveración fue hecha por el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro canadiense Justin Trudeau en su reunión bilateral de este domingo, al margen de la cumbre del Grupo de los Siete (G7, las naciones más industrializadas del mundo), del cual Estados Unidos y Canadá son parte.

El jefe del gobierno canadiense hizo ver que entre los asistentes a esta cita en el balneario francés de Biarritz, hay varios procesos de negociación comercial en marcha, como los de Japón y Reino Unido, por separado, con Estados Unidos.

Trudeau también se reunió con el primer ministro británico Boris Johnson, con quien abordó una agenda que entre otros temas incluye la posibilidad de un acuerdo comercial, citó la canadiense CBA.

Para el primer ministro canadiense el acuerdo trilateral comercial con Estados Unidos y México es parte de sus banderas en busca de su reelección en las elecciones del próximo octubre.

"Tenemos un acuerdo que es bueno para nuestros trabajadores, bueno para nuestros ciudadanos, bueno para la clase media, y ese es el tipo de cosas que necesitamos ver más en todo el mundo", dijo Trudea, citado por la prensa canadiense.

Por su parte el presidente Trump elogió el acuerdo comercial, que sigue al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al señalar que es un convenio "muy especial".

"A nuestros agricultores les encanta. A los sindicatos les encanta. A los trabajadores les encanta, a los fabricantes les encanta. A todos les gusta. Creo que a la mayoría de los demócratas les gusta. Con suerte, será votado muy pronto", precisó Trump.

El nuevo acuerdo comercial entre los tres países fue firmado el pasado 30 de noviembre y se encuentra en proceso de ratificación por sus respectivos poderes legislativos.