El Departamento de Justicia de Estados Unidos hizo públicos 13 cargos criminales contra la compañía china de tecnología Huawei, dos de sus subsidiarias y a la directora financiera de la compañía, Meng Wanzhou, a quienes acusa de engañar a bancos sobre los negocios de la empresa y violar sanciones estadounidenses.

Además, dos filiales de la firma china, Skycom Tech y Huawei Device USA Inc, enfrentan 10 cargos por robar secretos relacionados con los teléfonos celulares a T-Mobile, de acuerdo con fiscales federales.

Estas inculpaciones “exponen las acciones de Huawei para explotar a compañías e instituciones financieras estadounidenses y para amenazar al mercado global libre y justo”, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

La fiscalía está tratando de extraditar a Wanzhou, a quien señala por, presuntamente, engañar a bancos sobre tratos comerciales de Huawei en Irán. Wanzhou fue arrestada el 1 de diciembre en Canadá y se encuentra en libertad condicional, en el proceso de una eventual extradición a EU.

Según los fiscales federales de EU, Huawei usó una empresa fantasma de Hong Kong llamada Skycom para vender productos en Irán, en violación de las sanciones estadounidenses, mientras su directora financiera hizo creer a bancos estadounidenses que las dos empresas eran diferentes.

Huawei, el proveedor de equipo de telecomunicaciones más grande del mundo, es surtidor de empresas de celulares e Internet y desde hace mucho es visto como una fachada de los servicios de espionaje militar y seguridad de China.

Los fiscales de Estados Unidos afirman que Huawei robó secretos de la industria, incluyendo tecnología usada en aparatos robóticos que T-Mobile usó para pruebas de celulares. Un jurado en Seattle, Washington, determinó que Huawei se había apropiado ilegalmente de la tecnología robótica del laboratorio de T-Mobile en ese estado.

El caso de Huawei ha desatado una disputa diplomática entre China, Canadá y EU, lo que a su vez podría complicar los vínculos entre los dos últimos. En entrevista, en diciembre del año pasado, el presidente Donald Trump dijo que intervendría en el caso si eso contribuye a forjar un acuerdo comercial con China.