Río de Janeiro.- La popularidad del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tocó el menor nivel desde que asumió el cargo, mostró el jueves un sondeo de Datafolha, en el 53% de los que respondieron desaprobó su gestión de cara a las elecciones del 2022.

El último sondeo de la encuestadora, en julio, mostró que el 51% de los consultados desaprobaba al capitán en retiro del ejército. La consulta de este mes mostró que el 22% califica al presidente de extrema dereceha como bueno o excelente, por debajo del 24% de la realizada previamente.

Bolsonaro ha visto hundirse su respaldo en las encuestas debido a su manejo del segundo brote de coronavirus más letal del mundo, el aumento de la inflación, un obstinado desempleo y las batallas con el Supremo Tribunal Federal (STF).

El 7 de septiembre, en una serie de manifestaciones a favor de Bolsonaro que atrajeron a decenas de miles de simpatizantes vestidos de amarillo en todo Brasil, el presidente dijo que ya no cumpliría los fallos de un juez del STF.

Aunque luego echó pie atrás a esos comentarios, el último sondeo de Datafolha sugiere que sus ataques a los tribunales no le han favorecido con los votantes, que están más preocupados por el aumento de los precios y la falta de trabajo.

Las encuestas muestran que Bolsonaro está por detrás de su rival electoral más probable en 2022, el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva.

Bolsonaro aún no ha anunciado su candidatura, pero eso no le ha impedido realizar ataques infundados a la integridad del voto electrónico de Brasil, provocando reproches del tribunal electoral federal y de los líderes del Congreso.

La encuesta de Datafolha realizó entre el 13 y el 15 de septiembre, entrevistando en persona a 3,667 individuos en todo Brasil, con un margen de error de dos puntos porcentuales en cualquier dirección.