Washington. En la segunda de tres jornadas de presentación de argumentos, los fiscales demócratas presentaron pruebas sobre por qué el presidente Donald Trump abusó de su poder en la relación con el gobierno de Ucrania para investigar a un rival político, el exvicepresidente Joe Biden.

La oposición demócrata aseguró que el presidente estadounidense se creyó un rey y abusó “de forma flagrante” del poder para obtener ventajas políticas.

El líder de los administradores del juicio político, el representante Adam Schiff, presentó 10 puntos para demostrar que Trump usó la relación con Ucrania para beneficio propio, al pedir al país europeo investigar a su potencial rival Joe Biden.

“Trump es un presidente que realmente cree que bajo el artículo 2 (de la Constitución) puede hacer lo que quiera, incluido coaccionar a un aliado para que le ayude a hacer trampas en una elección”, aseveró.

Ante 100 senadores que actúan como miembros del jurado, los fiscales reprodujeron viejos videos en los que dos de los defensores más cercanos del presidente dijeron que el abuso de poder es un delito claro y flagrante, lo que perfora un argumento clave de la Casa Blanca de que la Constitución de Estados Unidos requiere un delito específico para destituir a un presidente.

Sin embargo, los argumentos presentados no han sido suficientes para convencer a los republicanos, quienes se quejaron nuevamente de que los demócratas son repetitivos en sus argumentos.

Mientras tanto, Trump compartió mensajes en Twitter para desacreditar el caso e insultar a los demócratas.

Última oportunidad

Los fiscales demócratas utilizarán la sesión de este viernes para discutir el segundo cargo: la obstrucción al Congreso. Será el último día de acusaciones antes de que la defensa de Trump tome el podio del Senado de sábado a martes.