La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informó que dará inicio el proceso de bancarización que califica como el más grande del mundo, mediante el cual 9.5 millones de beneficiarios de programas sociales recibirán sus recursos a través de una tarjeta de débito o prepagada ligada a una cuenta de ahorro.

Lo anterior busca además que las familias de escasos recursos que reciben apoyos sociales federales accedan a servicios financieros, ahorren y participen en actividades productivas y económicas de manera permanente, expone la dependencia.

LOS PLÁSTICOS

La Sedesol precisó que en el primer bimestre de este año aquellas personas que estén incorporadas a los programas Oportunidades y Apoyo Alimentario (Pal) podrán cobrar sus recursos económicos con tarjetas bancarias en cajeros automáticos de varias instituciones bancarias.

En el caso de los beneficiarios del programa 70 y más de zonas urbanas, que este año se incorporarán, recibirán también una tarjeta bancaria, con lo que tendrán una entrada formal al esquema financiero del país.

Para la Sedesol, la bancarización implicará que las familias obtengan beneficios que el esquema financiero proporciona a sus clientes, como seguros de vida, créditos para proyectos productivos, entre otros.

LA FINALIDAD DEL PROGRAMA

La inclusión financiera de los sectores más vulnerables de la población es un proyecto estratégico para desarrollar capacidades productivas en las familias en condición de pobreza, para que puedan salir adelante con su propio esfuerzo, destaca un reporte de la institución.

Sólo los programas del gobierno federal, como Oportunidades y Pal, entregarán más de 11,000 millones de pesos bimestralmente este año, de los cuales dos terceras partes se depositarán a familias que habitan en comunidades, en toda la República, de menos de 5,000 habitantes.

La dependencia informó que una cuarta parte de esos recursos se entregará en poblaciones mayores de 10,000 habitantes y 6% en localidades de 5,000 a 10,000 habitantes.

Las personas que vivan en lugares carentes de servicios bancarios no tendrán dificultad para utilizar su tarjeta, puesto que las instituciones liquidadoras, como Bansefi, Telecomm y Diconsa, usarán terminales con la información de nómina alimentada vía satélite, por lo que el retiro de recursos se hará de manera segura.

Con Oportunidades y Pal, la Sedesol atiende a cerca de 34 millones de mexicanos que habitan en 145,000 localidades distribuidas en las 32 entidades federativas.