El desplome de la alta cultura ha significado el triunfo de la confusión. Junto con la alta cultura se han desplomado los valores estéticos sobre los que no existen jerarquías y valores que la vieja cultura había establecido y que eran respetados, aseguró Mario Vargas Llosa.

Al presentar su más reciente obra literaria, La civilización del espectáculo, en la sede del Instituto Cervantes en Madrid, el Nobel de Literatura 2010 dijo: Se puede decir que eso es bueno, porque significa que en el campo de la cultura tenemos una libertad infinita .

Sin embargo, advirtió ante los presentes en el acto, y para quienes lo siguieron por Internet, dentro de esa libertad también podemos ser víctimas de los peores embaucos. Concretamente, en algunos campos de la cultura ésa es una realidad que edificamos cada día, y quizá el más dramático es el de las artes plásticas .

La libertad que las artes plásticas han adquirido consiste en que todo puede ser arte y nada lo es, en que todo arte puede ser bello o feo, dijo, pero no podemos saberlo pues ya no tenemos el canon que nos permitía diferenciar lo excelente de lo regular y de lo execrable; hoy todo puede ser excelente o execrable . Destacó que en el mundo del arte la confusión ha llegado a unos extremos que verdaderamente llegan a ser cómicos y risibles: El gran talento y el pícaro se confunden porque ambos son víctimas de mecanismos, el de la publicidad, por ejemplo . En otros campos, la confusión no ha llegado a esos extremos, añadió.