Puebla, Pue. Debido al turismo médico, el sector hotelero se ha logrado mantener a 30% de ocupación, ya que de lo contrario se tendrían más cierres de establecimientos, ya que el vacacionista convencional es casi nulo y así podría continuar hasta el cierre del presente año, aseveró el director ejecutivo de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón.

El directivo comentó que entre semana personas que vienen a la ciudad por un tratamiento mensual o que se van a someter a una intervención quirúrgica, están aprovechando los descuentos de 50% en hospedaje para sus familiares que los acompañan, ya que se hospedan alrededor de cuatro días.

Los visitantes vienen desde Monterrey, Veracruz, Oaxaca y Tabasco, porque los servicios hospitalarios son hasta 30% más baratos debido a que se tiene infraestructura y especialistas de calidad, expuso.

Mencionó que tres de cada 10 habitaciones son ocupadas por visitantes que vienen a algún hospital que está en la zona sur de la Angelópolis, colindante con el municipio de San Andrés Cholula, donde se ha ido formando un clúster de salud.

En fines de semana, la ocupación es baja, porque los turistas que llegan son parte de alguna excursión de entidades vecinas del sur-sureste del país, quienes están de paso y se regresan el mismo día o van a otra ciudad.

El representante de la agrupación, con 302 socios que proveen de 12,470 habitaciones, consideró que sí hay mercado, porque en algunos casos hay quienes llevan hasta dos años viajando a Puebla para tratamientos por distintos cánceres, osteoporosis, insuficiencia renal, entre otras enfermedades crónico degenerativo, ya que en sus lugares de origen no hay servicios para sus padecimientos o resultan caros.

Indicó que ese turismo médico dio pauta a dar un descuento de 20%, pero debido a la baja ocupación en general en lo que se lleva de la pandemia de Covid-19, se determinó dar 50% sobre los costos de hospedaje para atraer más mercado.

Mencionó que en colaboración con médicos y hospitales se dieron a la tarea de promocionarse entre ellos mismos para fortalecer ese sector que, antes de la pandemia, tenían el registro de 1,200 huéspedes de turismo médico al mes.

Medidas sanitarias

Ponce de León Tobón destacó que quienes están llegando para continuar con los tratamientos médicos tienen garantizadas habitaciones con las más altas medidas de limpieza para sus acompañantes, ya que algunos hoteles se han certificado con el gobierno federal.

Puntualizó que pese a cambiar que la entidad cambio al color amarillo en el semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud federal, ya que estuvo en rojo más de un mes, el gobierno estatal determinó que seguirá en alerta máxima, lo cual no ayuda a la imagen con el turismo, que este 2021 será considerado también perdido.

estados@eleconomista.mx