Tapachula en Chiapas y Ciudad Jiménez en Chihuahua fueron las únicas localidades que registraron una tendencia de aceleración en sus niveles inflacionarios durante la primera quincena de mayo del año en curso.

En el país, los precios al consumidor aumentaron 4.46% a tasa anual en el periodo referido, frente a 6.17% en los primeros 15 días del quinto mes del 2017; así, 44 ciudades, de 46 consideradas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), trazaron el mismo comportamiento de desaceleración.

En Tapachula la inflación anual pasó de 4.44% en la primera mitad de mayo del año pasado a 5.16% en igual lapso del 2018, de acuerdo con cifras del Inegi.

“En Tapachula, la mayor parte de la población destina sus ingresos a productos o servicios de uso básico, especialmente la alimentación y el transporte, en este sentido, el alza de precios de los combustibles afecta directamente los costos de transportación”, expuso Héctor Magaña Rodríguez, especialista del Tecnológico de Monterrey.

Ciudad Jiménez tiene algunos elementos que generan inflación, el principal es la dependencia de productos de Estados Unidos, lo que provoca que sean factores externos los que influyan en la capacidad adquisitiva de la población, mencionó Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“La desaceleración nacional se explica por la existencia de políticas implementadas para reducir y estabilizar el aumento generalizado de precios de combustibles, así como el impulso para reducir el aumento también en precios de productos relacionados con la alimentación y vivienda, que tienen un peso importante en el cálculo del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)”, comentó.

Al comparar la inflación anual de la primera quincena de mayo del 2017 y del 2018 de los objetos de gasto en Tapachula, resulta que las mayores brechas en puntos porcentuales se observaron en papa y otros tubérculos (de -11.00 a 79.01%), limón (de -41.55 a 25.91%), nopales (de -10.71 a 36.02%), chayote (de -32.96 a 10.37%) y autobús foráneo (de -23.06 a 10.20 por ciento).

Mientras en Ciudad Jiménez fueron las cotizaciones de durazno (de -24.08 a 76.28%), papa y otros tubérculos (de -0.95 a 73.49%), expectorantes y descongestivos (de -16.51 a 35.33%), toallas (de -24.23 a 21.82%) y manzana (de -13.25 a 30.06 por ciento).

En lo más alto

Durante los primeros 15 días del quinto mes del 2018, las ciudades que presentaron los más altos niveles de desaceleración en los precios al consumidor, comparando con la tasa anual del mismo lapso del 2017, fueron Mexicali en Baja California (de 7.27 a 4.45%), Torreón en Coahuila (de 7.34 a 4.25%), Tepatitlán en Jalisco (de 8.56 a 5.38%), La Paz en Baja California Sur (de 5.90 a 2.71%) y Ciudad Acuña en Coahuila (de 8.87 a 4.62 por ciento).

“Las ciudades de la frontera norte mostraron esta dinámica debido a la cercanía que tienen con Estados Unidos, están sujetas al uso de dólares en la economía; y la inflación juega a favor de quienes reciben ingresos en dólares”, explicó el especialista del Tecnológico de Monterrey.

“Las economías norteñas son las que tienden a tener ajustes de precios más rápidos que el resto de las localidades, lo que les permite enfrentar una situación de desaceleración de precios cuando los principales componentes del INPC se han estabilizado”, agregó el analista del CIEP.

Tulancingo

La ciudad de Tulancingo, Hidalgo, fue el territorio que exhibió la inflación anual más elevada en el país en los primeros 15 días de mayo del presente año, de 5.53%; le siguieron Tepatitlán (5.38%) y Ciudad Jiménez (5.24 por ciento).

“En Hidalgo sucede que se encuentra rezagado de las redes de distribución, por lo cual los productos tienen que recorrer una mayor cantidad de kilómetros, lo que aumenta no sólo los costos de transportación, sino también los costos de los productos en general que se distribuyen”, dijo Meléndez Aguilar.

En Tulancingo, los mayores incrementos en los precios se dieron en papa y otros tubérculos (89.90% anual), papaya (62.36%), gastrointestinales (30.31%), guayaba (27.68%), cremas para la piel (26.01%), plátanos (25.37%), productos para el cabello (22.66%), refrigeradores (21.48%), derechos por el suministro de agua (21.14%) y transporte público urbano colectivo (20.00 por ciento).

[email protected]