Alejandro Bravo, socio y líder de la práctica del aeroespacio en México de KPMG, aseguró que las oportunidades de transición de una empresa del sector aeronáutico para pasar de procesos de manufactura a alta tecnología radican en la inversión en maquinaria sofisticada y capital humano, así como el involucramiento del estado para la infraestructura.

Esos tres factores, aseguró, serían los que se vislumbran para incrementar los componentes de valor agregado a los productos que se producen hoy en día.

Explicó que una inversión en plantas más sofisticadas o maquinaria de alta tecnología, la especialización de la gente, y el contar con la infraestructura adecuada harían más fácil y rápido el proceso de hacer llegar los productos al principal mercado, que sería Estados Unidos.

La instalación de compañías del sector aeronáutico en Querétaro ha crecido a un ritmo acelerado, mientras que las exportaciones a nivel nacional tienen una expectativa de pasar de 3.5 billones de dólares este año a 4.5 billones en el 2013, junto con una estimación de crecimiento de 14% anual hasta el 2020, son cifras impresionantes, dijo.

Hoy en día, Querétaro sería de los principales estados en cuanto a la industria aeroespacial, principalmente por el apoyo o como se ha conformado la estructura gobierno-empresa para crear o fortalecer esta industria , aseveró.

Sinergia

Consideró que la sinergia entre gobierno y empresa es un punto clave para la atracción de capital extranjero, dado que todas las compañías están buscando incentivos y facilidades que le permitan producir de alguna manera más rápido y con mejor calidad. De modo que si ven que ya hay una coordinación adecuada entre gobierno estatal, federal y compañías privadas, lo hace más atractivo.

El número de compañías que se están estableciendo en Querétaro es por algo, obviamente porque en su matriz de análisis para definir el país y estado, estos factores cobran relevancia , expresó.

Bravo destacó que en KPMG hay socios especializados en la industria que abarcan desde el diseño y la estrategia de cómo proyectar el lugar de ubicación de una planta, que se requiere para la cadena de suministro, hasta la colocación del producto en el exterior.