Querétaro, Qro. Las autoparteras japonesas Hitachi Automotive Systems y Sansho arrancaron operaciones en el Parque Industrial Querétaro este lunes con una inversión conjunta por cerca de 113.7 millones de dólares y la generación de 700 empleos en el mediano y largo plazo.

Durante la inauguración de Hitachi, Kunihiko Ohnuma, presidente del Consejo de Administración de la compañía, destacó la inversión realizada en la nueva planta la tercera de la firma en el estado que ascenderá a 110 millones de dólares al 2015, así como la generación de 520 a 580 empleos para el 2016.

En este momento hemos establecido una nueva planta en Querétaro para aprovechar el desarrollo hacia el futuro en los mercados mexicanos y para fortalecer la demanda en América usando el tratado preferencial de comercio , enfatizó.

Expuso que la planta arrancará operaciones en abril próximo con la fabricación de productos de suspensión a gran escala, y en mayo comenzará con productos de frenado para continuar expandiendo su actividad.

En su intervención, el gobernador José Calzada enfatizó el potencial que tiene Querétaro en esta actividad, toda vez que en el 2013 la producción del sector de equipo de transporte (automotriz y aeronáutico) registró un crecimiento de 10% anual.

Del 2009 al 2013, precisó, la inversión japonesa en Querétaro creció 169% en la industria automotriz.

PRIMERIZA

Sansho Mexicana también inauguró ayer su primera planta de producción en México, con una inversión por 48.7 millones de pesos y la creación de 120 empleos para los próximos dos años en esta entidad.

La empresa se dedica a la inyección de plástico de termo-fijos, así como piezas de elaboración más compleja en el sector automotriz.

[email protected]