Querétaro, Qro.  Querétaro mantuvo la cuarta posición en el balance general del Índice de Desarrollo Democrático de México (IDD-MEX) 2020; aunque el mejor desempeño se refleja en el referente de democracia económica, muestra rezagos en el rubro social.

Entre las 32 entidades evaluadas en el indicador, Querétaro mantiene la posición número cuatro al obtener un puntaje de 8,656 de 10,000 posibles; aun cuando mantuvo el cuarto peldaño, también alcanzado en el índice del 2019, la entidad descendió 707 puntos, al pasar de 9,363 en el 2019 a los reportados en el 2020.

El puntaje general del estado en el 2020 refleja el descenso en democracia de ciudadanos, democracia de las instituciones, democracia social y en contraste, el ascenso en democracia económica.

En democracia de los ciudadanos se ubicó en la posición quinta en el ranking nacional (pasó de 7,834 puntos a 6,933 en el 2020), la democracia de las instituciones también en el quinto lugar (de 5,113 a 4,942), democracia social en la posición 28 (de -0,175 puntos a -0,724) y en democracia económica en el tercer peldaño (de 1,088 a 1,399).

El director de la consultora Polilat y autor del índice IDD-MEX, Jorge Arias, expuso que la caída que obtuvo Querétaro en tres de las cuatro dimensiones tiene similitud con el comportamiento que tuvieron el resto de las entidades del país.

Entre las áreas de oportunidad que muestra el estado en el índice se encuentran los aspectos relacionados con la atención a grupos sociales excluidos, revolver las demandas sociales de sectores poblaciones que no tienen acceso a una vida digna en la democracia.

La desigualdad entre sectores sociales también es un tema para resolver tanto en el estado como a nivel país, debido a que persiste una amplia proporción de población que se encuentra en condiciones de pobreza; en este rubro instó a generar políticas públicas de mediano y largo plazo.

Otro de los rezagos se centra en generar políticas públicas de empleabilidad, así como optimizar el gasto público en rubros clave como la educación y la salud.

“Urge resolver esas situaciones, promover políticas de empleo es otra de las oportunidades, optimizar la asignación y el uso de los recursos en educación y salud son los aspectos que desde el punto de vista de la democracia social son asignaturas pendientes de Querétaro como lo son en otros sectores de la geografía mexicana”, apuntó.

Un problema que se refleja en el territorio mexicano es el relacionado con la falta de construcción de la ciudadanía, al no caracterizarse por ser comprometida y participativa dentro de la democracia.

Jorge Arias también destacó la prevalencia del crimen organizado que afecta derechos humanos, por lo que este tema demanda correcciones en la gestión democrática.

Resultados

Los primeros lugares del IDD-MEX son Yucatán (10,000 puntos), Baja California Sur (9,251), Aguascalientes (8,845), Querétaro (8,656) e Hidalgo (8,303). Los rezagos más profundos se presentan en Guerrero (0) en la posición 32; Morelos (730), en la posición 31; Veracruz, en el sitio 30 (1,100); Michoacán, en el sitio 29 (1,837) y Oaxaca en el 28 (2,211 puntos).

El índice lo elabora la asociación alemana Konrad-Adenauer-Stiftung México, la consultora política Polilat, el Instituto Nacional Electoral, el Centro de Estudios Políticos y Sociales y la Confederación USEM.

Mediante el IDD-MEX se evalúa el comportamiento de la democracia y del desarrollo democrático de las 32 entidades; se plantea como una contribución para que los tomadores de decisiones puedan analizar en profundidad el estado de la democracia mexicana.

El índice valora 24 indicadores a través de cuatro dimensiones: democracia de los ciudadanos, que es el ejercicio efectivo de los derechos ciudadanos y de las situaciones que los violentan. La democracia de las instituciones, en relación con la calidad de las instituciones y la eficiencia del sistema político para lograr avances democráticos.

En democracia social se miden la gestión del gobierno para lograr mejores condiciones de desarrollo social y humano. Y en democracia económica: evalúan el desarrollo económico en la generación de mayores oportunidades y mayor equidad.

estados@eleconomista.mx