Mexicali, BC. Mexicali proyecta la construcción de un nuevo modelo de transporte para convertirse en la principal vía de movilización para la población, en la capital de Baja California.

La Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE) ordenó la elaboración de un estudio para obtener un diagnóstico de los principales problemas en el flujo vehicular de la ciudad.

La intención es que el documento sirva como aval para crear una serie de proyectos viales que incluyen desde la mejora del sistema de semáforos con la sincronización, también el desarrollo de infraestructura y conexiones entre vialidades, así como un mecanismo de traslado distinto.

El titular de SIDUE, Manuel Guevara, explicó que la dependencia estatal firmó un convenio con la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), para que, a través del Grupo de Investigación de Infraestructura de Transporte de la Facultad de Ingeniería, diseñe un modelo de transporte que proyecte información fiel y precisa sobre los principales conflictos viales de Mexicali.

“Lo que queremos es contemplar reingenierías en algunos nodos y resolver los problemas de tránsito, ahorrando tiempo y recursos de los ayuntamientos, por eso nos dimos a la tarea de buscar mecanismos que arrojen información fidedigna de la problemática de movilidad urbana en la región”, dijo.

El funcionario estatal afirmó que el modelo de oferta y demanda que actualmente define la UABC es un documento que puede ser empleado a corto plazo; primeramente es necesario alimentar el modelo, para que posteriormente arroje el resultado del reordenamiento de rutas del transporte, contando con un diseño único para Baja California.

Además, dijo que es necesario que los ayuntamientos integren el diagnóstico como parte inicial de los Planes Integrales de Movilidad Urbana de las zonas metropolitanas del estado, iniciando en Mexicali, aunque la intención es que el proyecto de análisis también sea aplicado en la zona metropolitana de Tijuana y Ensenada.

Oferta de infraestructura

“La primera etapa del modelo consiste en ver cuál es la oferta de infraestructura vial y servicios de transporte en la ciudad de Mexicali, la segunda etapa es ver cuál es la demanda de las necesidades de transporte de autobuses, vehículos, peatones, ciclistas, todas las necesidades, es como sacar una radiografía”, dijo el secretario estatal.

Con base en la información que arroje el diagnóstico, es como se podrá considerar la creación de obras de infraestructura tales como semaforizaciones, pasos a desnivel, puentes peatonales, e inclusos nuevos sistemas de movilidad.

estados@eleconomista.mx