Monterrey, NL. Por el aumento de contagios y defunciones diarias por Covid-19, la Secretaría de Salud de Nuevo León decidió dar marcha atrás en la reapertura de giros no esenciales, los cuales permanecerán cerrados sábados y domingos.

La suspensión de actividades el fin de semana iniciará el primer minuto del sábado 5 de diciembre y podría terminar el lunes 21 de diciembre a las 5:00 horas, dependiendo de la evolución de la pandemia.

Esta medida afectará a centros comerciales, tiendas de autoservicio, plazas y comercios en general; así como a lavanderías, tintorerías, mercados rodantes, minoristas de mejoras para el hogar y materiales de construcción, restaurantes, tiendas departamentales y call center. Y no se venderá alcohol.

También tendrán que cerrar casinos, centros de eventos sociales, comerciales y profesionales, cines y autocinemas, circos, clubes deportivos, estéticas, exposiciones, gimnasios, jugueterías, museos y teatros.

Los establecimientos que no están restringidos, son: farmacias, tiendas de conveniencia y abarrotes, servicios médicos y funerarios, servicios de seguridad privada, estaciones de combustible y bancos.

El secretario de Salud, Manuel de la O. Cavazos, dijo que estarán prohibidas las reuniones de partidos políticos los fines de semana.

Por su parte, el secretario de Economía y Trabajo estatal, Roberto Russildi Montellano agregó que habrá inspectores que estarán vigilando que se cumpla este ordenamiento, y podrán suspender las actividades de esos negocios.

A la fecha se han presentado 104,620 casos positivos de Covid-19, de ellos ocurrieron 805 en las últimas 24 horas; además hubo  5,658 defunciones, 35 en este jueves 3 de diciembre.