Fitch Ratings mejoró la calificación de la calidad crediticia del estado de Nuevo León a A-(mex) de BBB+(mex) , con perspectiva positiva.

La modificación en la calificación de Nuevo León se fundamenta en el fortalecimiento financiero registrado al cierre del 2016, resultado de una mejor gestión administrativa. El estado presentó un incremento en ingresos locales y federales disponibles, así como un control mayor en el gasto, lo que le permitió mejorar su nivel de ahorro interno y generar un balance financiero superavitario.

La mejora en la calificación también contempla el proceso de reestructura y refinanciamiento de la deuda que realiza la entidad, el cual, aunado a la mayor flexibilidad financiera, explica la mejora en los indicadores de apalancamiento y sostenibilidad de Nuevo León.

La perspectiva Positiva considera que las acciones de la administración y la aplicación de la Ley de Disciplina Financiera se reflejarán en una continuidad en el fortalecimiento de su flexibilidad financiera y en una política de endeudamiento conservadora. Esto permitirá mejorar en los próximos años sus indicadores de apalancamiento, sostenibilidad, liquidez e inversión.

Asimismo, Fitch Ratings tomó acciones de calificación sobre la emisión EDONL06, que aumentó a AA+(mex)vra de AA(mex)vra , debido a que presenta fundamentales sólidos y un desempeño satisfactorio en coberturas del servicio de la deuda y fondos de reserva.

También retiró la calificación de los créditos bancarios Multiva 13 y Bancomer 13-3, que se explica por su pago anticipado, como parte del proceso de refinanciamiento de la deuda.

[email protected]