La empresa de autopartes Johnson Controls Interiores cerró una de sus dos plantas en la entidad, debido a complicaciones logísticas para cumplir con sus clientes.

A través de un comunicado -firmado por Rafael Velázquez Suárez, director de Operaciones de AE México, compañía que lleva las Relaciones Públicas del corporativo-, argumentó que se encontraron problemas de bajos volúmenes de manufactura y la terminación de varios contratos de producción.

De acuerdo con el representante de la empresa, los programas pendientes de finalizar serán trasladados a otras plantas de la República Mexicana. Querétaro podría ser una opción, aunque no se confirmó.

Johnson Controls Interiores está instalada en el Parque Industrial La Resurrección, frente al Estadio Cuauhtémoc de Puebla, mientras que la otra planta se encuentra en el centro industrial Finsa, en el municipio de Cuautlancingo. La firma provee autopartes a Volkswagen, Ford, Chrysler y Mercedez Benz.

En agosto del 2010 la fábrica tuvo un primer problema con sus trabajadores debido a la disputa por la representación laboral de la sección 308 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares y la Confederación de Organismos Sindicales, por lo que en ese entonces hubo paro momentáneo que fue levantado tras una negociación.

LOS AFECTADOS

Cerca de 480 personas serán indemnizadas por el cierre del centro de producción. La mayoría del personal despedido rechaza las condiciones bajo las cuales serán liquidados. El martes por la mañana los trabajadores del primer turno fueron notificados del cierre definitivo de la planta.

Denunciaron que la firma estadounidense no les cubre el pago relacionado con una caja de ahorro y un bono de puntualidad.

Los ahora extrabajadores acudieron a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) para que se analice la situación. El presidente de la JLCA, Horacio Garmendia Salman, negó que la empresa estuviera liquidando a los obreros de manera imparcial.

A cada uno de los trabajadores les corresponden 90 días de salario por indemnización, más 20 días por cada año laborado en la empresa y lo proporcional por concepto de aguinaldo, vacaciones y la cobertura del fondo de ahorro , explicó.

La otra planta del estado, que tiene 400 empleados, continúa con sus operaciones de manera normal.

[email protected]