El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, aseguró que el paro de labores que inició el lunes pasado la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en las más de 13,000 escuelas de la entidad se resolverá esta misma semana. Existen las condiciones para que este conflicto se resuelva a la brevedad , dijo.

En entrevista para este diario, el Mandatario local descartó que el paro de maestros pueda salirse de las manos del gobierno. Oaxaca lo que quiere es paz, tranquilidad, los niños tienen derecho a recibir su educación y vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para que se reinicien las clases a la brevedad , agregó Cué Monteagudo.

La Sección 22 del SNTE inició el lunes pasado un paro de labores indefinido, el cual ha dejado sin clases a 1 millón 300,000 alumnos de primaria. Los paristas exigen que atiendan un pliego petitorio de 80 puntos. En su segundo día de manifestaciones, los integrantes del SNTE bloquearon oficinas de gobierno y centros comerciales de la capital del estado.

Entre sus exigencias están la creación de 100 casas albergue cada año para maestros que laboran en comunidades marginadas, la cancelación del pago de Tenencia vehicular a partir del 2012, descuento en las tarifas del transporte y el control en el reparto de uniformes y zapatos escolares para los alumnos de la entidad. Además, subsidios de 50% en el Impuesto Sobre la Renta e incremento de las becas a hijos de los maestros.

Entre sus demandas políticas están la salida inmediata del gabinete estatal de la secretaria de Gobierno, Irma Piñeyro, del secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López, y de Bernardo Vázquez Colmenares, titular del Instituto Estatal de Educación Publica de Oaxaca; además, la presentación con vida del maestro Carlos René Román Salazar y que salga el Ejército de la entidad.

El Gobernador aseguró que de estos puntos hay más de 10 importantes, a los cuales se ha dado respuesta conforme los recursos de la entidad lo permiten, por lo que quedará resuelto. Tenemos una excelente relación con la base magisterial, con el magisterio, entiendo que es una posición política histórica de 30 años en un esquema de manifestación-negociación .

Con respecto a los puntos políticos que no tienen que ver con la tarea del magisterio o que no es decisión del gobierno local, como la salida del Ejército, aseguró: Sería una cosa impensable que los niños fueran a dejar de recibir sus clases porque la Sección 22 pida que salga el Ejército. Son posiciones políticas que obedecen a un movimiento progresista con una definición muy clara en posiciones .