Aunque existe el interés por actualizar el marco normativo y regular del servicio que ofrecen los anexos en el estado, la propuesta de reforma que pretende impulsar el Consejo Estatal Contra las Adicciones se encuentra detenida, reconoció el comisionado Guillermo Tamborrel Suárez.

La intención de esta reforma a la Ley de Salud del estado tiene como finalidad regular con mayor rigor los servicios que ofrecen los centros de rehabilitación, así como fomentar su capacitación constante, pues de los cerca de 90 centros reconocidos, aproximadamente 60 operan de manera irregular.

Vamos muy lento, nos falta mucho; no tengo los recursos para poder hacerlo. Sé cómo se hace, pero lo que necesito es un abogado, que no tengo, para darle las instrucciones e ir confeccionando la propuesta , reconoció.

Operación

Guillermo Tamborrel añadió que únicamente seis centros de atención tienen la certificación de la Comisión Nacional Contra las Adicciones, y uno más se encuentra en proceso de ser reconocido. Otros 35 carecen de ésta y no pueden realizar el proceso de certificación, ya que sus instalaciones no cumplen con los requisitos, a pesar de que presentan buenos programas de atención a los adictos.

El resto (65%), comentó, mantiene viejas prácticas como el apadrinamiento de adictos, motivo por el que se realizan convocatorias para capacitar a sus trabajadores y renovar sus programas de trabajo. Aunque es una cifra elevada, advirtió que la propia sociedad los puede orillar a renovarse o a cerrar definitivamente.

Trabajo

Mientras tanto, en el Congreso local, la diputada de Nueva Alianza María Alemán Muñoz Castillo, trabaja en una reforma para regular y elevar las sanciones a los anexos que operen de manera irregular, proyecto que estaría listo para este año.