Cancún, QR. La desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) no sólo afectó la participación de los destinos mexicanos en ferias internacionales, también se eliminaron los apoyos que otorgaba el organismo para competir por congresos y convenciones a nivel internacional.

Así lo manifestaron, organizadores de congresos y convenciones adheridos a la asociación civil Alianza Punta Cancún (APC), quienes recientemente fueron admitidos como miembros del Consejo Mexicano  de la Industria de Reuniones (Comir).

Jair López Montes, director del Centro de Convenciones de Cancún, comentó que hasta 2018 los apoyos anuales que recibieron por parte del extinto CPTM ascendieron a los 2 millones de pesos, distribuidos en siete hoteles y el recinto que él encabeza como integrantes de la APC, con lo cual financiaban los viajes y demás gastos para postularse como sede de congresos internacionales.

El directivo explicó que mientras en 2012 registraron un récord de 25,000 cuartos/noche ocupados por participantes de congresos realizados en la zona de Punta Cancún, a partir de entonces el comportamiento de la industria ha sido errático con años negativos como el 2018 en el que el registro anual fue de aproximadamente 12,000 cuartos/noche ocupados.

Para 2019 el panorama es distinto, con una proyección de 18,000 cuartos/noche ocupados y la confirmación de al menos 15 congresos internacionales ya ganados por la alianza hasta 2026, con una participación promedio de 3,000 participantes por evento, explicó López Montes.

Este peso específico de la APC, explicó López Montes, fue recientemente reconocido por el Comir al admitirla como miembro, ya que a diferencia del resto de asociaciones que conforman dicho organismo, la APC es la única asociación de alcance local, con apenas siete hoteles miembros y un centro de convenciones ubicados en la zona de Punta Cancún en el kilómetro 9 de la zona hotelera, de donde toman su nombre.

Sin embargo, el directivo aseguró que existe un alto grado de incertidumbre por las políticas poco claras que está tomando el gobierno federal respecto de la industria del turismo en el país, pues no sólo es el recorte a los apoyos directos a la promoción en ferias y a la postulación para competir por congresos internacionales, sino que aún no queda clara la forma en la que operará el nuevo Consejo de Promoción Diplomática, ni existe certeza de que se le asignel presupuesto y la capacitación necesaria al personal de las embajadas para realizar la labor que hasta 2018 realizó el CPTM.

Mientras países como Inglaterra, Estados Unidos, Canadá o Francia compiten por congresos mundiales soportados por sus respectivos gobiernos, en México esos esfuerzos se han pulverizado; se ha dejado se apoyar los esfuerzos por atraer congresos internacionales al país y esto a la larga puede traer una merma severa a la industria, aseguró el directivo.