Sonora

Calidad de los financiamientos

Fitch Ratings subió las calificaciones de cuatro créditos bancarios de Sonora, de AA(mex)vra a AA+(mex)vra ; éstos son con Interacciones (2,500 millones de pesos), Banorte (1,500 millones de pesos), Santander (1,000 millones de pesos) y BBVA Bancomer (1,738.6 millones de pesos).

Esta alza se debe a la incorporación en las estructuras de crédito un contrato de Garantía de Pago Oportuno (GPO) por hasta 15% del saldo insoluto, lo cual fortalece la calidad crediticia de los financiamientos.

La GPO representa una mejora crediticia que dota de protección adicional al acreedor ante cualquier eventualidad que eleve el servicio de la deuda de forma inesperada o ante una caída repentina de las participaciones fideicomitidas. Además, cubre los intereses y capital del crédito después de agotar el fondo de reserva del servicio de la deuda para los créditos.

Las calificaciones del financiamiento están ligadas a la calidad crediticia del estado de Sonora, A-(mex) , por lo que cualquier movimiento en la calificación del estado se reflejaría directamente en los créditos.

Por otra parte, la firma asignó la calificación de AA+(mex)vra a un crédito que el estado de Sonora contrató con Interacciones en agosto del 2016, por un monto de 1,807.5 millones de pesos; los factores principales incluyen la fortaleza jurídico-financiera de la estructura que respalda el servicio de la deuda; la certidumbre existente en el comportamiento del activo utilizado como fuente de pago del crédito, y la existencia de una GPO otorgada por Banobras por 15% del saldo.

Quintana Roo

Liquidación total de deuda financiera

HR Ratings retiró las calificaciones crediticias de nueve créditos bancarios estructurados contratados por Quintana Roo.

El retiro de las calificaciones obedece a que, en enero del 2017 el estado liquidó totalmente los créditos que constituían parte de su deuda financiera. Lo anterior, debido a que llevó a cabo un proceso de refinanciamiento de su deuda pública directa de largo plazo.

Dicho proceso se llevó a cabo al amparo del Decreto No. 11, publicado en el periódico oficial del estado el 11 de noviembre del 2016.

La fuente de pago asignada para cumplir con las obligaciones de pago era un porcentaje del Fondo General de Participaciones del estado para cada uno de ellos. Los nueve créditos se contrataron por un monto total de 17,811.5 millones de pesos.

Municipio de Ensenada, Baja California

Limitado nivel de liquidez

Verum ratificó calificación de largo plazo de BB+/M al municipio de Ensenada, Baja California; sin embargo, modifica la perspectiva, pasando de Estable a Negativa.

Además, ratificó la calificación de A-/M (e) a un financiamiento bancario contratado por el municipio en el 2015 con Bansi.

La modificación en la perspectiva a Negativa del municipio se debe, principalmente, a la dinámica observada recientemente en los resultados deficitarios de sus balances (primario y financiero) e indicadores de ahorro interno, situación que pudiera ser agravada por sus limitados niveles de liquidez y la acumulación de adeudos por retenciones y contribuciones pasadas, presionando hacia adelante la capacidad de pagos de la entidad.

La calificación de largo plazo del municipio considera su buena generación de ingresos disponibles, apoyados por un adecuado nivel de ingresos propios respecto de la mezcla total, así como la importancia regional del municipio, tomando en cuenta su tamaño y la diversidad de actividad económica que en él se realizan. Por su parte, la calificación incorpora sus relativamente altos niveles de endeudamiento, así como la fuerte carga de gasto operativo que mantiene y su limitada flexibilidad financiera.

Municipio de Acapulco, Guerrero

Falta de control en el gasto

Fitch Ratings ratificó la calificación a la calidad crediticia del municipio de Acapulco, Guerrero, en BBB-(mex) , y modificó la perspectiva a Negativa desde Estable.

Por otra parte, ratificó y colocó en observación Negativa la calificación A(mex)vra específica de un crédito bancario contratado por el municipio con Banco Interacciones en octubre del 2014. El monto inicial de éste fue por 459.8 millones y su saldo insoluto es de 452 millones al 31 de diciembre del 2016.

Sobre la calificación de Acapulco, responde al hecho de que el Ayuntamiento ha evidenciado falta de control sobre el gasto operacional (gasto corriente y transferencias no etiquetadas) durante el 2015 y el 2016, lo cual ha deteriorado sus márgenes operativos y su, ya débil, posición de liquidez con respecto al nivel de pasivo de corto plazo.

Para la determinación de la observación Negativa que colocó Fitch sobre la calificación específica del crédito, es fundamentado en la falta de cumplimiento de la obligación de hacer referente a la contratación y renovación de la cobertura de tasa de interés, la cual venció en noviembre del 2016.

Además, la calificadora consideró relevante que el municipio renueve este instrumento financiero a fin de protegerlo ante el entorno actual de incertidumbre financiera y un incremento eventual de las tasas de interés.

Mencionó que para el 2017, Acapulco podría mejorar su recaudación de Predial ya que el padrón catastral y los valores catastrales fueron actualizados.

No obstante, aún sería necesario reforzar sus acciones de fiscalización para abatir el porcentaje alto de morosidad y rezago y dar continuidad tanto a la bancarización y pago referenciado como al programa de modernización catastral con la instalación de tecnologías de información.

rafael.mejia@eleconomista.mx