A pesar de la crisis sanitaria por Covid-19, Baja California Sur fortaleció a su industria turística, por ejemplo, aumentó su conectividad aérea y marítima, así como el desarrollo de proyectos ecológicos.

“La entidad ha demostrado ser resiliente y con una gran capacidad de adaptación, lo que nos permitió superar retos y alcanzar logros, pese a la pandemia”, afirmó el secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad de la entidad, Luis Humberto Araiza López.

Refirió que gracias a los protocolos sanitarios y medidas de bioseguridad, se ha recuperado la conectividad aérea y se han abierto nuevas rutas que conectan a Loreto y La Paz con Dallas y Phoenix, en Estados Unidos, así como la nueva ruta Los Cabos-Nueva York.

Araiza López, quien representa al gobernador, Carlos Mendoza Davis, en la Alianza Nacional Emergente por el Turismo, dijo que también entrará en funcionamiento la ruta marítima Santa Rosalía-Guaymas, que impulsará el desarrollo del sector productivo y del turismo en la zona norte del estado.

Aseguró que estas acciones son de gran trascendencia para Baja California Sur, ya que la llegada de turistas contribuye a la reactivación de las actividades económicas y a la recuperación de la estabilidad laboral.

En el tema turístico, la entidad se posicionó como líder en el país en sellos de calidad Punto Limpio y fue el primer destino del pacífico mexicano en obtener el Safe Travels Stamp del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, “que demuestra el compromiso del estado con la salud de ciudadanos y visitantes”.

Recalcó que se fortaleció la oferta turística en el segmento de cultura y naturaleza, con la designación de Pueblos Históricos para San Ignacio, Santa Rosalía y Heroica Mulegé y San Javier, sumándose a San Miguel de Comondú, Santiago y El Triunfo.

En el rubro sustentable, a pesar del confinamiento, a través del programa de Educación Ambiental, con el apoyo de docentes y padres de familia, se continuó con el desarrollo de proyectos ecológicos en los centros escolares.

Un total de 10 escuelas lograron obtener certificados Green Flagy distintivos Plata y Bronce otorgados por la Fundación para la Educación Ambiental México.

“Fomentar en las nuevas generaciones el cuidado ambiental es vital para Baja California Sur, toda vez que es un estado con vocación turística, donde sus bellezas naturales son su principal atractivo”, comentó Araiza López.

El funcionario local destacó que la entidad se ha sostenido como líder nacional en certificación de playas Blue Flag, al mantener 23 banderas, resultado de los esfuerzos con la iniciativa privada y la sociedad, para preservar la biodiversidad y establecer una industria turística sustentable.

“Sin lugar a duda, este fue un año difícil para todos en muchos temas. La pandemia puso a prueba nuestra solidaridad y fortaleza, y hemos salido adelante. Estoy seguro de que el próximo año cosecharemos nuevos éxitos, pues seguiremos trabajando con el mismo entusiasmo y el mismo compromiso, para que el estado regrese, por completo, a la ruta del progreso y la prosperidad”, subrayó Araiza López.

kg