Querétaro, Qro. La Alianza Centro-Bajío-Occidente, que conforman cinco entidades federativas, conlleva entre sus principales objetivos la promoción de captación de inversiones en la región.

El secretario de Desarrollo Económico de San Luis Potosí, Gustavo Puente Orozco, destacó que buscan forjarse como la región por la que empresas opten para aterrizar proyectos de inversión.

Refirió que dentro de las estrategias locales se pretende anclar a los inversionistas a través de la configuración regional de los estados, para que derive en beneficios para el resto de las entidades.

“En flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) en esta región, 22.6% de todo lo que llega a México está cayendo en esta región; en el 2017 fuimos el primer lugar y en 1999 ya éramos el segundo”, abundó.

Durante el 2018, las cinco entidades captaron 7,119.8 millones de dólares de IED, lo que representa 21.8% del total de capital extranjero que llegó al país y ascendió a 32,694.1 millones de dólares.

En el primer trimestre del 2019 sumaron una menor proporción, de 822.9 millones de dólares, es decir, 8.1% de los 10,162.0 millones de dólares que recibió el país.

Durante los tres primeros meses, las entidades de la alianza que más IED atrajeron son Jalisco (518.5 millones de dólares) y Querétaro (317.4 millones); seguido de Aguascalientes (83.5 millones), San Luis Potosí (14.7 millones) y Guanajuato, que reportó flujos negativos por 111.2 millones.

El sector automotriz sobresale como una de las industrias que vinculan a la actividad productiva de la región, en la cual Querétaro resalta como productor de autopartes.

Peso en totales

En cuanto a la distribución del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, la región aporta 16.7%, ubicándose por debajo de la Ciudad de México (17.5 por ciento).

Respecto a la tasa de crecimiento económico, del año 2010 al 2017, el avance promedio fue de 4.4 por ciento.

En exportaciones, la región se ubicó como el primer lugar nacional, dado que aporta 21% del total de productos que se venden al exterior. Mientras que, en el sector agroalimentario, dicha zona representa 24% del PIB agroalimentario.

Puente Orozco añadió que las cinco entidades aglomeran 16.6% de los habitantes del país, siendo la zona con mayor número poblacional.

En materia de mejora regulatoria, ahondó, también se busca homologar lineamientos entre las cinco entidades.

“Lo mismo queremos hacer en materia de regulación; por ejemplo, en cómo abrir un negocio, estar homologados los mismos estados, estar en el mismo canal, tener proyectos interestatales”, abundó.

En este contexto, el secretario de San Luis Potosí destacó que también se busca que el impulso de educación, ciencia, tecnología e innovación sea una palanca de desarrollo entre los estados de la región.

La Alianza Centro-Bajío-Occidente nació como una propuesta que inicialmente planteaba la integración de Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro, pero a partir del 8 de mayo se incorporó Jalisco.

El objetivo es generar un corredor de desarrollo en diversas vertientes, entre ellas la económica, para forjarse como plataforma de producción y atracción de capitales.

[email protected]