Los retos del panorama económico nacional y mundial demandan la suma de esfuerzos de los estados, como se hace con la Alianza Centro-Bajío-Occidente, un modelo de colaboración que se puede aplicar en el desarrollo del sureste del país, aseguró el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Durante su participación en la edición 46 de la Convención Nacional de Index, presidida por el mandatario de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, y el presidente nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, Luis Aguirre Lang, Rodríguez Vallejo indicó que “estas historias de éxito se pueden lograr”.

“Guanajuato en los últimos 10 años ha crecido un promedio de 4.4%, pero sabemos que los retos que hoy plantea el mundo con una desaceleración económica en China y Estados Unidos, y evidentemente en México que no ha crecido, necesitamos hacer cosas diferentes”, señaló.

“Por eso planeamos la región Bajío y logramos un acuerdo cinco gobernadores, Jalisco, Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro y Guanajuato, en donde estamos planeando el futuro y trabajando para poder hacer mejores cosas”, destacó.

Diego Sinhue Rodríguez dijo que los estados de la Alianza Centro-Bajío-Occidente aportan 10 millones de pesos cada uno para conformar una versión de un ProBajío, en donde estas entidades se promueven como región en el mundo y se atrae inversión.

“Sería importante una reunión de los cinco gobernadores con Index para hacer una sinergia y logremos hacer de esta región no una potencia en México, sino una potencia en Latinoamérica y competir con el mundo”, enfatizó.

Destacó que estos pasos que se dieron en Guanajuato y en la región se pueden dar en otras partes de la República Mexicana con un trabajo de planeación a mediano y largo plazos.

“No pueden brincar pasos, los puedes acelerar, no es que puedas traer primero las empresas y luego la educación; los empresarios piden mano de obra calificada, infraestructura y, sobre todo, Estado de Derecho, que es la amalgama para que las industrias tengan certeza en los estados”, precisó.

Guanajuato en su reciente historia, añadió el mandatario, ha tenido un crecimiento en materia de generación de empleos y atracción de inversiones que lo colocan como la sexta economía más grande del país.

Caso de éxito

Por su parte, el gobernador de Oaxaca reconoció los casos de éxito que se emprenden en la región del Bajío, que ha destacado por sus clústeres aeroespacial y automotriz.

“Así como hay casos de éxito a nivel mundial, cuando los mexicanos hemos decidido apostarle a México también hay casos de éxito en el país, es fácil decir que hay un crecimiento sostenido en el Bajío por más de 10 años de más de 4% y algunos de 7%, incluso arriba de Chile”, aseveró.

Brecha

En este año se materializó la Alianza Centro-Bajío-Occidente, conformada por Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, donde se busca sumar sus capacidades para consolidarse como una plataforma regional de desarrollo económico; los cinco estados representan alrededor de una quinta parte del PIB nacional.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, entre el 2014 y la primera mitad del 2019, la actividad económica de los estados de la alianza registró un crecimiento promedio anual de 4.3%, mientras en el sur-sureste apenas se presentó un aumento de 0.5%; a nivel nacional el incremento fue de 2.3 por ciento.

[email protected]