Todo acuerdo de libre comercio cerrado con los países del Mercosur será “equilibrado” y reflejará la “sensibilidad” de la Unión Europea (UE) en las cuestiones de la carne de res y del etanol, afirmó a la AFP el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan.

Las negociaciones con vista a un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur siguen su curso en Asunción, Paraguay y los agricultores franceses manifestaron su preocupación en las calles, temiendo una importación masiva de carne bovina suramericana.

“Puedo asegurarle a los agricultores que habrá un resultado equilibrado para este acuerdo, que reflejará nuestras sensibilidades sobre la carne de res y el etanol en particular”, declaró Phil Hogan a la AFP en Bruselas el viernes.

Sin embargo, la cuestión de saber si se firmará un acuerdo en las próximas semanas “sigue abierto”, explicó, mientras que en Brasil se celebrarán elecciones importantes a partir de abril.

“Creo que no hay que sacar conclusiones precipitadas hasta que veamos el resultado final de la sesión de negociación”, señaló el irlandés. Otra fuente de controversia es la reforma del mapa de “zonas desfavorecidas”, que se benefician de ayudas europeas, y que ha dado lugar a manifestaciones en Francia, pues multitud de municipios podrían perder la financiación.

Todos los países de la UE están redefiniendo estas zonas, y la Comisión Europea prolongó recientemente la fecha límite para que los países entreguen sus respuestas.

PROTESTAS EN FRANCIA

Los agricultores franceses recibieron el sábado con silbidos a Emmanuel Macron en su primera visita como presidente de Francia al salón de la Agricultura de París.

Varios jóvenes agricultores con camisetas que decían: “¡Cuidado, agricultores indignados!”. Lo abuchearon a su llegada al recinto, aunque otros le aplaudieron.

La visita de Macron, que empezó antes de que esta tradicional feria parisina abriera sus puertas al público, se produjo después de una serie de manifestaciones de agricultores en todo el país.

Los ganaderos franceses temen en particular la importación en Europa de 70,000 toneladas anuales de carne bovina sudamericana con aranceles aduaneros reducidos.

También denuncian la competencia desleal de esta carne producida a muy bajo costo y con criterios sanitarios y de calidad menos exigente que en Europa.

RECLAMAN PARTICIPACIÓN

Representantes de órganos consultivos de ambos bloques, empresarios, sindicalistas y grupos civiles, pidieron tener participación en las negociaciones que tienen lugar en Asunción.“Yo entiendo que una negociación con la UE va a traer desarrollo a nuestros países, pero yo no quiero que sea sobre nuestro cadáver”, dijo el presidente de la Unión Industrial Paraguaya al dirigirse a las autoridades paraguayas y del bloque europeo.

El español Josep Puxeu, que se identificó como miembro del Comité Económico Social Europeo (Cese) dijo estar preocupado por las negociaciones “sin tener en cuenta la realidad y la opinión de los afectados”. El Foro Consultivo Económico Social del Mercosur y el Cese pidieron intervenir a través de un comité mixto de seguimiento.

“pláticas exploratorias han sido positivas”

Continúan acercamientos para TLC entre el Mercosur y Canadá

El gobierno canadiense concluyó pláticas exploratorias “positivas” con el Mercosur como parte de su agenda comercial “progresista y diversificada”.

“Tener más acuerdos comerciales significa crecimiento, y éste lleva a la creación de más empleos, por lo que el gobierno continúa explorando nuevas oportunidades para firmar más acuerdos comerciales con los mercados globales de rápido crecimiento”, afirmó el ministro de Comercio Internacional, François-Philippe Champagne.

El ministro canadiense concluyó el viernes una serie de pláticas exploratorias con los representantes de los países miembros del bloque comercial del sur, las cuales son parte del compromiso de “profundizar” su relación comercial adquirido por los países en su declaración conjunta firmada en el marco de la reunión de la Organización Mundial del Comercio en Marruecos, en octubre del 2017.

Para Canadá, el Mercosur representa 260 millones de consumidores potenciales, un PIB combinado de más de 3 trillones de dólares. En el 2016 el intercambio comercial de Canadá con el Mercosur alcanzó 8,900 millones de dólares.

“Desde autopartes hasta productos químicos, madera y productos del mar, este importante mercado está listo para los productos canadienses y para los trabajadores que los producen”, afirmó el Ministerio de Comercio Internacional.

Agregó que un acuerdo de libre comercio integral con el Mercosur también tiene el potencial de reducir los aranceles sobre muchas de las exportaciones del Mercosur a Canadá, “beneficiando a los clientes canadienses que buscan más opciones a precios más asequibles, como indumentaria o muebles”.

Entre los sectores canadienses que se beneficiarían con un tratado comercial con el Mercosur están: automotriz (tarifa hasta 35%), químicos y plásticos (tarifa hasta 18%), farmacéuticos (tarifas hasta 14%) y aluminio (tarifas hasta 16 por ciento).

Las exportaciones canadienses de pescado y mariscos al Mercosur también podrían aumentar si se reduce el arancel: Brasil y Argentina son significativos importadores mundiales de salmón en particular (la tarifa actual del Mercosur para el salmón varía de 10 a 16%), indicó el Ministerio de Comercio Internacional. (Notimex)