IBM anunció Code and Response, una nueva iniciativa con duración de cuatro años que contará con 25 millones de dólares de inversión, cuyo objetivo es implementar tecnologías de código abierto desarrolladas dentro del proyecto Call for Code de IBM para alcanzar a las comunidades donde más lo necesitan.

Code and Response incluye recursos para crear, probar e implementar soluciones y contará con el respaldo de voluntarios de IBM Corporate Service Corps, el gobierno y ONG para asegurar que estas tecnologías funcionen para salvar vidas. Esta iniciativa recientemente se unió con la Clinton Global Initiative University, la cual proporcionará a los programadores jóvenes las habilidades y recursos necesarios para convertir sus ideas en acciones tangibles. Durante el primer año, Code and Response implementará Project Owl, la solución ganadora de Call for Code 2018, en regiones afectadas por desastres como Puerto Rico y Carolina del Norte.

“Generar ideas a través de desafíos de código no es suficiente”, dijo Bob Lord, vicepresidente senior de Cognitive Applications and Developer Ecosystems de IBM. “Cada año, los desastres naturales afectan a cerca de 160 millones de personas en todo el mundo. Para dar un paso adelante en la respuesta efectiva a los desastres, debemos aprovechar el ecosistema de código abierto global para generar soluciones sustentables que podamos desplegar en el campo”, agregó.

Después de un primer año exitoso, en el que más de 100,000 desarrolladores enviaron ideas para salvar vidas, la presidenta y CEO de IBM, Ginni Rometty, anunció Call for Code 2019, reafirmando el compromiso de cinco años y 30 millones de dólares para los desafíos de codificación de impacto social.

Una vez más, el objetivo es unir a los 23 millones de desarrolladores y científicos de datos del mundo para liberar el poder de las tecnologías de nube, inteligencia artificial, blockchain e Internet de las cosas para crear tecnologías de código abierto sustentables y escalables. El énfasis este año es en la salud y el bienestar de las personas amenazadas por desastres naturales.