El Paso Exprés de Morelos, inaugurado en abril pasado y donde se registró un socavón hace un mes, sigue sumando licitaciones relacionadas con la liberación de su derecho de vía y costos.

El pasado 8 de agosto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) adjudicó a Urban Travel Design un contrato por 3.4 millones de pesos para realizar los trabajos de integración de expedientes de afectaciones para mejorar la seguridad del derecho de vía de la obra así como trabajos técnicos para la expropiación del régimen de propiedad social.

Se prevé que esta información permita a la dependencia tomar decisiones sobre la población que habita en la zona aledaña al Paso Exprés. La firma tiene que programar actividades para el desarrollo de las acciones de delimitación y marcaje físico de los predios que se encuentren dentro de la franja de derecho de vía, deslinde de los predios por afectar, en forma conjunta con los propietarios ejidales para la correcta ejecución de este trabajo en un periodo de 60 días, a partir del 10 de agosto.

Además, tendrá que colaborar en los trabajos técnicos para la integración de expediente de expropiación y será responsable de revisarlos, detectar oportunamente errores, omisiones o inconsistencias y transmitir su propuesta de corrección.

La propuesta económica de Urban Travel Design (dedica al análisis y desarrollo de proyectos ejecutivos con flujos peatonales, conexiones intermodales de transporte público y comercio masivos, como el Cetram de Ciudad Azteca) fue la más baja dentro de la licitación por invitación en la que también participaron: Grupo Desarrollador Caseoli y Batagroup.

Con base en información del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Grupo Desarrollador Caseoli firmó en marzo un contrato por 778,144 pesos por concepto de trabajos legales para la liberación de derechos de vía en la obra referida.

Derecho de vía faltante

Adicionalmente, el 26 de julio, la SCT decidió cancelar una licitación (también por invitación, en la que participaban las mismas empresas), que tiene por objeto obtener los trabajos de liberación faltantes , que suman un área de 9,553.38 metros cuadrados.

El Economista solicitó a la dependencia detalles sobre este proceso (quién pagará los derechos de vía y por qué hacer esa licitación si la obra ya fue inaugurada, por ejemplo), sin obtener respuesta.

Además, contaría con un plazo de 124 días naturales para ejecutar los trabajos y debería entregar a la Residencia General de Carreteras Federales en forma impresa y electrónica informes mensuales de avance durante el periodo de prestación de servicios y un informe final a la conclusión del periodo establecido en el contrato .

alejandro.delarosa@eleconomista.mx